Nuevo método de desalinización más barato
Oasys Water es una empresa de tecnología que ofrece un método de bajo coste para desalinizar el agua y convertirla en potable. La falta de agua potable en muchos lugares del mundo es uno de los problemas medioambientales más graves de nuestro tiempo.

Oasys Water usa un proceso de ósmosis para potabilizar el agua. La empresa quiere distribuir instalaciones en cualquier parte del mundo que lo necesite. En Boston, Estados Unidos, se gesta el proyecto. Con todo, no será hasta el año que viene, 2011, cuando comience a probar un sistema completo para, a finales del mismo año, lo comience a comercializar.

En la actualidad, las plantas desalinizadoras funcionan con dos métodos: calentando el agua hasta que se evapora (proceso térmico) o filtrándola a través de una membrana que permite pasar a las moléculas de agua pero no a los iones de la sal (proceso de ósmosis inversa). El nuevo método de la empresa Oasys Water es una combinación de ambos: ósmosis y calor para convertir el agua de mar en agua potable.

Según los responsables de la nueva tecnología, este método puede hacer bajar los costes de la desalinización y convertirla en económicamente atractiva. Es una buena noticia para las regiones áridas, donde no hay alternativas a la desalinización, pero también en zonas donde el agua dulce tenga que ser transportado desde una gran distancia. En otras palabras, puede ser una alternativa a costosas infraestructuras como presas y acueductos.

Además, este nuevo proceso puede requerir menos energía y, por tanto, emitirá menos dióxido de carbono a la atmósfera, comparado con las otras opciones de desalinización, por lo que es medioambientalmente más eficiente.

Para conseguir este nuevo método se ha desarrollado una nueva membrana para realizar el proceso de ósmosis. Han reducido el espesor del material de apoyo y aumentado su porosidad. Los cambios han permitido que el agua pase veinticinco veces más rápido por la membrana.