Nuevo partido ecologista en Brasil
Marina Silva es una conocida activista por el medio ambiente brasileña. En 2003, fue nombrada ministra de Medio Ambiente. Dimitió en 2008 y, un año después, abandonó el Partido de los Trabajadores, que actualmente preside el Gobierno de Brasil, para pasar al Partido Verde. Se presentó a la presidencia de Brasil en las elecciones generales de Brasil de 2010, pero no llegó a la segunda vuelta electoral. Con todo, superó las predicciones de las encuestas: logró el 19,3% de los votos cuando las encuestas sólo le daban un 14%.

Ahora Marina Silva ha decidido formar un nuevo partido. Se llama Rede Sustentabilidade, aunque es conocido simplemente como Rede. El nombre quiere expresar la idea de asociar la política con las redes sociales. Y, por supuesto, la defensa del medio ambiente.

Marina Silva obtuvo casi 20 millones de votos, el 19,33% del total, en las últimas elecciones presidenciales. Sin duda, la creación de este nuevo partido o movimiento social tiene un claro objetivo: ser candidata en las elecciones generales de 2014.

Gilberto Gil apoya la Rede Sustentabilidade

Celebridades como Gilberto Gil, un ídolo musical, no sólo en Brasil, sino en todo el mundo, apoyan el proyecto político-social de Silva que, más allá de lo ecológico, pretende modernizar la vida política. La idea es usar la red (la redes sociales, internet) para acabar con la lucha entre partidos y el bipartidismo, y para implicar a los ciudadanos en las decisiones políticas. Así, Silva asegura que la Rede no es ni de derechas ni de izquierdas.

Nuevo partido ecologista en Brasil
Por otra parte, para luchar contra la corrupción, propondrá un límite a las donaciones de personas físicas y de empresas o la prohibición de recibir donaciones de empresas de tabaco, alcohol, agrotóxicos o armas.

Este nuevo partido no es sólo para las elecciones. Es una nueva visión del mundo, en el que de espectadores de la política se pasará a ser participantes. No es seguro que ella sea la candidata a las presidenciales, aunque si así lo quiere la opinión pública, lo será.