Oaxaca recibe la mayor anidación de tortugas golfinas
Los países a cuyas costas llegan mayor número de tortugas son Costa Rica, India y México. En este último país, el Santuario La Escobilla, en Santa María Tonameca, Oaxaca, es considerada la playa con mayor número de anidaciones de tortuga golfina de todo el mundo. Cada año llegan más de un millón de hembras para desovar allí.

Pero, también en La Escobilla, se registra una fuerte plaga de millones de escarabajos que se reproducen en la arena y terminan, según los cálculos que han llevado a cabo los científicos, hasta con más del 90% de los nidos depositados en dicha playa por las tortugas golfinas. Además de este refugio, existen otras regiones pequeñas, donde también anida esta especie de tortuga, pero en la que también se tienen que enfrentar con un terrible enemigo, miembros de poblaciones que saquean los nidos de manera ilegal.

La llegada de las tortugas puede durar desde unas cuantas horas hasta varias semanas. El proceso se lleva a cabo a lo largo de varios kilómetros de playa. En el Santuario la Escobilla, desde 1967, funciona un campamento tortuguero y el Gobierno de México decretó la veda total y permanente para las distintas especies de tortugas marinas en el país. En 1994 se creó el Centro Mexicano de la Tortuga con la misión de proteger a las crías de las tortugas en la región, donde se refugian también ejemplares de otras siete de las ocho especies de tortugas marinas conocidas en el mundo.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), el proceso de anidación de las tortugas marinas ilustra los millones de años que esas especies han poblado la Tierra. Se muestran, así mismo, dos rasgos de estos reptiles: la paciencia y la perseverancia. La especie golfina llega de forma masiva a las costas de Oaxaca, prodigio que coloca a México como el sitio de mayor anidación del mundo de los quelonios de mar.