Oceana solicita protección para bosques sumergidos
La organización Oceana ha presentado en el 4º Simposio sobre Vegetación Marina organizado por la ONU en Túnez imágenes de laminarias de profundidad documentadas en Alborán, Columbretes y Cabrera con el objetivo de conseguir que estas zonas sean consideradas como protegidas. Numerosas especies dependen de este tipo de hábitats que, a menudo, se encuentran desprotegidos por hallarse lejos de la costa. Este simposio se celebra en el marco del Programa de Acción para el Mediterráneo de las Naciones Unidas.

La propuesta de Oceana es ampliar las áreas protegidas hasta zonas más profundas y proteger así bosques de laminarias, un tipo de algas que se caracterizan por tener hojas largas y en forma de láminas y que constituyen ecosistemas de gran importancia debido a la biodiversidad que existe en torno.

Oceana propone ampliar la protección de algunos bosques de laminarias de los géneros Laminaria y Phylliariopsis, presentes en fondos que han quedado fuera de los límites de tres áreas marinas protegidas españolas: el Parque Nacional de Cabrera y las reservas marinas Isla de Alborán e Islas Columbretes. Una de las especies, la Laminaria rodriguezii, es una especie endémica del Mediterráneo que se encuentra amenazada.

Las laminarias son algas pardas que pueden alcanzar hasta más de cuatro metros en aguas españolas, tanto en el Mediterráneo como el Atlántico y el Cantábrico. En otras partes del planeta pueden llegar incluso a medir treinta metros. Estas algas, pese a que necesitan luz para realizar la fotosíntesis, pueden crecer en hábitats profundos, hasta más de cien metros bajo la superficie. Oceana las ha filmado y fotografiado para presentar pruebas de ello.

La importancia de este tipo de bosques marinos se encuentra en que dan cobijo a multitud de especies marinas, desde pequeños invertebrados u otras algas, hasta moluscos, equinodermos, crustáceos, tiburones, rayas y otros peces y cetáceos.

El problema que quiere denunciar Oceana es que, en general, las áreas marinas protegidas lo son en la zona costera, pero los ambientes profundos han sido olvidados en la protección del medio marino.