Organizaciones antitaurinas critican la película <i>Blancanieves</i>
Organizaciones antitaurinas y de defensa de los derechos de los animales han iniciado una campaña contra la película Blancanieves, seleccionada para representar a España en los Oscar de Hollywood. En opinión de estas organizaciones, en el rodaje de la película se sacrificaron reses incumpliendo las leyes de protección animal.

La Plataforma “La Tortura no es cultura”, que agrupa al Partido contra el Maltrato Animal (PACMA), Ecologistas en Acción y otros colectivos, asegura que, en junio, se celebraron en la plaza de toros de Aranjuez dos lidias a puerta cerrada para rodar algunas de las escenas de la película dirigida por Pablo Berger. Esos días salieron del recinto taurino animales muertos cargados en un camión frigorífico.

Aprovechando la autorización de esas dos lidias a puerta cerrada, se filmaron escenas de la película mencionada, lo que provocó con seguridad maltrato a los toros de lidia utilizados, que fueron sacrificados allí mismo, denuncian las organizaciones.

El Área de Espectáculos Taurinos de la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid negó que se hubiera dado autorización para la realización de un festejo taurino relacionado con el rodaje de una película. La productora de la película reconoce que se utilizaron nueve toros, pero asegura que no hubo maltrato.

Según la Plataforma, un técnico del rodaje confirmó que los toros fueron sometidos a la acción del picador y se les pusieron banderillas y, finalmente, fueron sacrificados en los chiqueros de la plaza. El Colegio de Veterinarios de Madrid admitió la celebración de dos lidias a puerta cerrada en las que no hubo incidencias.

Los hechos se denunciaron ante la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid pero no se abrió ningún expediente. Se elevó denuncia ante los Juzgados de los Contencioso Administrativo, que sí ha sido admitida a trámite. Se acusa de un delito de maltrato animal tipificado en el código penal.

Aprovechando la presentación de la película muda en Madrid, la Plataforma “La Tortura no es Cultura” ha convocado una primera concentración contra la película.