Cómo un árbol se transforma en papel
Para la fabricación de papel, la industria papelera utiliza fundamentalmente la madera, si bien buen parte de la materia prima procede de cartón y papel reciclados. Por lo tanto, para su elaboración se precisa inicialmente de bosques, fuente de celulosa, la materia prima a partir de la que se fabrica el papel.

De hecho, el papel puede definirse como un conjunto de fibras de celulosa sometidas a un complejo proceso que primero busca su conversión en pasta de papel, a partir de la que fabricarlo adoptando distintas formas finales.

El proceso de fabricación de papel

Los árboles contienen una gran cantidad de esta materia prima en forma de fibras largas, razón por que se utilizan para fabricar papel, si bien también podemos utilizar otras plantas como el lino, el cáñamo o el mismo algodón. Justamente, es lo que se hacía antaño, utilizándose de forma masiva los árboles a mediados del siglo XIX.

Cómo un árbol se transforma en papel
Primero se separan las fibras de celulosa, puesto que están interconectadas o cohesionadas por una sustancia llamada lignina, que por otra parte actúa como un pegamento. La separación de las fibras se realiza mecánicamente o químicamente.
Seguir leyendo

Contaminación del agua
El agua dulce es un recurso básico para la vida, probablemente el principal recurso natural, y su escasez tiene mucho que ver con su despilfarro y polución por distintos motivos. Igualmente, si tenemos en cuenta los eventos extremos que trae el cambio climático, encontraremos otra de las razones por las que el mundo sufre y sufrirá una carencia importante de agua.

En este caso, será bien por las sequías que se nos avecinan como por los procesos de desertificación que conlleva el avance del calentamiento global, con lo que ya sea por su contaminación, uso y abuso, como por tratarse de un bien escaso, el agua dulce es un recurso prioritario.

Por otra parte, la polución de mares y océanos constituye otra de las grandes preocupaciones del siglo XXI. Tanto por los problemas de salud que conlleva el desequilibrio del ecosistema marino, fuente de alimento, como por el impacto ambiental que ocasiona dicha polución, los mares están cada vez en peor estado.

Contaminación del agua
Atrás han quedado aquellos tiempos en los que se consideraba que el mar todo lo admitía debido a su inmensidad y profundidad. Lógicamente, no es así y no han tardado en evidenciarse las consecuencias de verter basura y sustancias químicas en cantidades ingentes.

Su degradación en los últimos siglos ha hecho mella especial en las zonas costeras, al mismo ritmo que han aumentado los vertidos industriales y la escorrentía procedente de la agricultura intensiva y la urbanización. Sin olvidar los desastres ambientales que provocan las fugas de petróleo, tanto en el mar como en los ríos.

Contaminantes habituales

En efecto, para entender mejor los problemas relacionados con la contaminación del agua es básico abordar sus principales causas, los diversos tipos de contaminación, así como apuntar algunas medidas para reducir este tremendo problema. No en vano, sin agua de calidad es imposible garantizar el equilibro ambiental, de la especie humana, animales y plantas.

Contaminación del agua
El agua contaminada es aquella cuya “composición haya sido modificada de modo que no reúna las condiciones para el uso que se le hubiera destinado en su estado natural”, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS). O, lo que es lo mismo, la contaminación es la introducción de contaminantes en un ecosistema determinado.
Seguir leyendo

Radiografía de la masa forestal en España y Europa
Que los bosques sean sostenibles no significa que no puedan tocarse. Los amantes de los animales y plantas, lógicamente, verán con malos ojos que los árboles se talen o que se cace o pesque, pero técnicamente la gestión de los bosques puede definirse como tal si se lleva a cabo una actuación que conserve sus funciones.

Unas funciones que, como es bien sabido, resultan fundamentales para conseguir que los bosques sean productivos y, por otro lado, un recurso ambiental de primer orden que precisa preservarse.

Una importante masa forestal

Actualmente, las políticas forestales buscan un equilibrio entre explotación económica, enfrentar el cambio climático y preservación. En el caso de España, la superficie forestal ha aumentado durante los últimos 25 años.

Lo ha hecho a un ritmo de 180.000 hectáreas anuales, ocupando actualmente más de la mitad de la superficie nacional (54%), según un informe de Juntos por los Bosques, una iniciativa avalada por distintas entidades del sector, como la Sociedad Española de Ciencias Forestales o la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO).

Radiografía de la masa forestal en España y Europa
La superficie forestal ocupa unos 27 millones de hectáreas, y sigue creciendo, pero la que de verdad debería medirse es la que está cubierta por bosques, en cuyo caso rondará los 20 millones, como mucho.

En todo caso, el aumento de la masa forestal, según el estudio, obedece tanto a la repoblación y forestación de tierras agrícolas como a un efecto espontáneo, a consecuencia del fenómeno de la urbanización, que entre otros efectos, provoca abandono rural.

En cuanto a su productividad, los bosques españoles generan 16.500 millones de euros en forma de madera, además de ayudar a equilibrar las emisiones de CO2 en un 20 por ciento del total y ser una fuente de producción de resina, resina, así como alimentos. Igualmente, son un atractivo turístico.

Radiografía de la masa forestal en España y Europa
Aunque España tiene la segunda masa forestal de Europa, solo por detrás de Suecia, ésta no se rentabiliza, lamenta Maderea, una plataforma española dedicada al fomento del mercado de la madera.

En términos de Producto Interior Bruto, el sector maderero supone el 1,7 por ciento del PIB de España, dando 300.000 puestos de trabajo directos, además de suponer el 40 por ciento de la energía verde consumida.

Los bosques en Europa

La superficie terrestre de la Unión Europea está cubierta por bosques y otras superficies arboladas en más del 40 por ciento de la misma, si bien la geografía y política en los distintos países tiene sus peculiaridades.

Radiografía de la masa forestal en España y Europa
En general, puede afirmarse que a lo largo de las
últimas décadas, la superficie forestal comunitaria ha aumentado un 0,4 por ciento cada año, en buena parte gracias a al repoblación forestal.
Seguir leyendo

Indignación por la muerte del hipopótamo Gustavito
El cierre de parques zoológicos por su mal estado y malos tratos infligidos a los animales no es una cuestión poco habitual. En China, por ejemplo, se cuentan por decenas y en otros países los zoos siguen abiertos aun siendo noticia por graves negligencias que suponen la desnutrición y enfermedades de numerosos animales, en un goteo constante de muertes anónimas.

Es el caso del zoológico indonés de Surabaya, donde además de encontrar kilos de plástico en una jirafa o tortuga al realizarles la autopsia, los leones están famélicos e incluso se les ahorca. Lamentablemente, no es un caso único.

¿Qué pasó con Gustavito?

La misteriosa muerte del emblemático Gustavito, el único hipopótamo de El Salvador, ha puesto en la palestra un caso similar, que ha conmocionado a la opinión pública.

Lógicamente, no vivía en plena sabana africana, ni en un lugar que se le pareciese. Tuvo que conformarse con estar en un triste zoo. Pero la cautividad no lo ha llevado a la tumba, sino un ataque que le propinó “múltiples golpes en diferentes partes del cuerpo”, supuestamente provocados con “objetos contundentes y cortopunzantes por sujetos desconocidos e inescrupulosos”, según un comunicado de la Secretaría de Cultura de El Salvador.

El ataque fue nocturno y ocurrió la semana pasada, concretamente la madrugada del miércoles y días después, el animal pasó “sumergido en el agua durante todo el día y no quiso comer”, según la polémica versión oficial.

Indignación por la muerte del hipopótamo Gustavito
Posteriormente, se está especulando con la posibilidad de que no hubiera sido un ataque sino una muerte producto de la negligencia del centro. ¿Un intento de suavizar la imagen de país violento que difundió la prensa nacional e internacional y que, por otra parte, ya tenía?

Sin duda, la muerte del hipopótamo ha supuesto una mala propaganda para los salvadoreños. ¿O quizá el hecho de atribuir la muerte al ataque sea una manera de quitarse las culpas el centro?

Una cosa es segura a día de hoy: la causa de la muerte del hipopótamo sigue sin conocerse de forma mínimamente fehaciente. Sea como fuere, en internet, el triste final del animal, hallado muerto el domingo 26 de febrero, causó una ola mensajes de repudio a su ataque y de homenajes para el fallecido hipopótamo.
Seguir leyendo

Así contribuyen los ríos a la contaminación marina
Si los ríos van a la mar, que es el morir, parafraseando uno los versos más conocidos de Jorge Manrique, en este caso dicha muerte sería sinónimo de contaminación. Porque, como es bien sabido, los ríos introducen contaminantes en el mar de un modo constante, produciendo importantes desequilibrios y daños en el ecosistema marino.

En este post vamos a hacer un repaso general a esta cuestión, con el fin de que nos sirva como introducción y también, cómo no, para concienciarnos más sobre la necesidad urgente de reducir la polución que llega al mar, sea a través de los ríos o de cualquier otro origen.

¿Qué contaminación llega del río al mar?

El impacto ambiental de los ríos en los océanos es tremendo. Según el proyecto de investigación “River imputs to ocean system”, realizado en los ochenta y uno de los primeros monográficos que daba cuenta de esta problemática, los ríos se consideran “la principal ruta” de introducción de contaminantes producidos por la actividad humana como por causas naturales.

Así contribuyen los ríos a la contaminación marina
Actualmente, la tónica sigue siendo la misma, en particular cuando se trata de analizar sus daños en las zonas costeras, razón por la que se pone el acento en la importancia de controlar las cuencas hidrográficas para reducir su impacto.

En otras palabras, la gestión de los ecosistemas marinos no empieza y acaba en el mar, lógicamente. Además de un sinfín de aspectos que son ajenos a los ríos, también requiere llevar a cabo una gestión integral, que incluya los recursos de agua dulce. En definitiva, se trata de gestionar de forma sostenible los ríos para que no acaben degradándose a nivel ambiental y, con ello, hagan lo propio con los mares.
Seguir leyendo

El comercio ilegal de pieles de burro está masacrándolos
Si Juan Ramón Jiménez y su adorado Platero supieran de esto, la pena, penita, pena vendría a aflorar a sus ojos sin remedio. Porque de llorar sin consuelo es el drama que les ha caído a los burros, ahora en el punto de mira de la medicina tradicional china con un fin nada cariñoso.

Eso no significa nada bueno, como es fácil adivinar. Y es que mal arreglo tiene que se quiera a toda costa despellejar a cuantos más burros, mejor, con el fin de convertir sus pieles en remedio para la cura de distintas dolencias. O, lo que es aún peor, poner montañas de dinero sobre la mesa para lograrlo.

Por otra parte, unas terapias cuya evidencia científica es igual a cero, aunque tanto se da a la hora de incrementar una voraz demanda, que no parece encontrar fondo. Ya ocurrió con los rinocerontes, con los pangolines o con otros muchos animales, que siguen siendo víctimas de la medicina tradicional asiática.

El comercio ilegal de pieles de burro está masacrándolos
Animales de carga, tan maltratados durante siglos en un sinfín de países, ahora además se encuentran con esta terrible condena que pinta de negro su destino de un modo realmente trágico.

No se trata de una moda, sino del signo de los tiempos, una suma de barbarie y globalización a partes iguales. Básicamente, hay déficit de burros en China. Un desequilibrio entre oferta y demanda que procede de la misma evolución de la sociedad.

El hecho de que la sociedad tradicionalmente agrícola vaya cediendo terreno ante la urbanización y el desarrollo, dejando de lado su uso en favor de modernos métodos de labranza, está haciendo que los burros ya no se utilicen con la frecuencia de antaño.

El comercio ilegal de pieles de burro está masacrándolos

El triste destino del burro

¿Alguien imaginaba un mundo idílico, que jubilara al burro de una vez por todas, agradeciéndole los servicios prestados durante tantas generaciones cuidándolo en santuarios? ¿O quizá podrían volver como jardineros, limpiando bosques y prados?

¿Y qué tal si se destinaran a ayudar a los ganaderos de granjas ecológicas a evitar ataques de lobo, mientras pacen tranquilamente al aire libre?

Este mundo feliz no tiene cabida en el mundo real, y mucho menos en China, para qué engañarnos. En aquellas tierras, el burro no solo no se retira sino que acaba siendo un animal de granja cuya carne no deja de aumentar de precio.

El comercio ilegal de pieles de burro está masacrándolos
En efecto, la carne de burro es un alimento común, sobre todo en las regiones del norte del país. El resultado no es otro que la crianza de burros por la industria cárnica que, por otro lado, apuesto a que no dejará pasar la oportunidad de sacar un buen capital vendiendo sus pieles al sector farmacéutico tradicional.
Seguir leyendo

La práctica de deportes ecológicos

El deporte es una práctica beneficiosa para la salud que a todos nos viene bien y, en principio, hacer deporte no está reñido con no ser ecológico, pero hay algunos ejemplos humanos en los que diversas prácticas deportivas han resultado en un daño para el Planeta. Por ejemplo, los Juegos Olímpicos de Londres produjeron en dos semanas tantas emisiones de gas como lo hubieran hecho 200.000 hogares europeos en todo un año; 12.000 toneladas de residuos produce la organización del Tour de Francia de ciclismo y las escuelas de vela francesas utilizan al año 800.000 metros cúbicos solo para limpiar el material.

La práctica de deportes ecológicos

Además, lamentablemente, el proceso de fabricación del material que se usa para algunos deportes (skate, patinaje, vela…) suele ser extremadamente dañino para el medio ambiente.

La práctica de deportes ecológicos

Por lo cual, a partir de hoy, podemos poner en práctica pequeños trucos para hacer deporte del modo más respetuoso posible con el Planeta. Recuerda que hacer ejercicio comporta grandes beneficios para nuestra salud y nos permite disfrutar de momentos de relajación y bienestar en contacto con la naturaleza.
Seguir leyendo

Los hijos de esta anciana india son árboles
Ahora que está de moda ser madre a avanzada edad, y que tanta polémica despierta la cuestión, conocer este caso nos reconcilia con la idea de un modo casi mágico. Y es que poca crítica puede suscitar la preciosa historia de esta mujer centenaria, madre de unos hijos bien plantados y llenos de vida, que beben agua, aire y sol.

En efecto, ella es humana, y como es fácil adivinar, sus hijos son árboles. Conocida por sus vecinos como “Saalumarada”, que significa “fila de árboles” en canarés, una lengua del sur de la India, este año ha soplado 105 velas, mientras su prole se cuenta por cientos y superan el medio siglo.

Plantar árboles le trajo la felicidad

Conocer la historia de Thimmakka, su verdadero nombre, significa entender lo cruel que puede llegar a ser una sociedad cuando margina por distintos motivos que, lógicamente, en modo alguno tienen justificación.

Dos de ellos: la pobreza y la infertilidad, fueron auténticas losas para ella durante años y años. No es nada extraordinario en la sociedad india castigar la infertilidad con el rechazo social, como tampoco resulta extraño que, de un modo u otro, también ocurra en otras sociedades.

Pero nuestra protagonista y nuestra historia están en la India, donde ser pobre y no poder tener hijos pueden acabar provocando un auténtico drama en la vida de una persona. Así fue como lo vivió Thimmakka: sufrió el estigma social por doble partida, pero su historia no tendría un triste final.

Los hijos de esta anciana india son árboles
Muy al contrario, aun a riesgo de parecer cursi, lo cierto es que en su caso se cumplió aquello de que el amor lo puede todo: el amor de su segunda pareja, tras quedar viuda, y también su amor por la naturaleza.

Las cosas mejoraron cuando su situación parecía ir de mal en peor, pues enviudó y ello le supuso más marginación y repudio, ya que parientes la rechazaban. Por aquel entonces, pensar en su vida era un mar de lágrimas: desde pequeña estuvo trabajando de sol a sol, y su existencia no había mejorado desde entonces.

Nacer pobre en una sociedad de castas, concretamente en el poblado de Hulikal, a más de 2.000 kilómetros al sur de Nueva Delhi, la capital, es prácticamente una condena para cualquiera, pero en su caso no todo estaba escrito.

La madre naturaleza

O quizá sí, pudiera ser que ese giro positivo, tan inesperado, estuviera escrito en las estrellas, las mismas que iluminan los caminos que bordean los árboles estaba destinada a plantar.

La suerte tenía un nombre: Bikkala Chikkayya, el hombre que pronto se convertiría en su marido. Con él compartió 25 años, y gracias a él pudo ver la luz al final del túnel.

Los hijos de esta anciana india son árboles
Fue su esposo el que la animó a sembrar árboles tras años de intentos infructuosos para concebir, y también le ayudó a cuidarlos, sobre todo a protegerlos del ganado y a regarlos. De no recorrer cuatro kilómetros cargados con agua para regar a sus árboles, éstos no hubieran sobrevivido.
Seguir leyendo