Movilidad sostenible: bicis compartidas y más trenes en China
En cuanto a calidad ambiental urbana, no descubrimos nada diciendo que China es un país demencial. El problema que padece en esta materia es tan grave que rompe récords a nivel mundial, y pese a los intentos por mejorar la situación, son muchas las ciudades que prácticamente no ven la luz del sol.

De ese robo del cielo es responsable la mala calidad ambiental y, a su vez, de ésta lo son sobre todo las malas políticas. Ya sea por no resultar acertadas o simplemente por negligencia, lo cierto es que los gobernantes no han dado la respuesta necesaria para decir adiós para siempre a la nube tóxica que demasiado a menudo envuelve sus ciudades.

En especial, aquellas situadas al norte del país, si bien se trata de un problema general que debe atajarse. Y no solamente poniendo fin a la enorme contaminación que emiten las fábricas, sino también por el uso y abuso del carbón en los hogares y el intenso tráfico rodado, además de la indudable influencia que ejerce la consabida densidad poblacional.

Ampliando la red ferroviaria

Una de las medidas más importantes en la reducción de emisiones y, por lo tanto, también en la mejora de la calidad del aire es, sin duda, la enorme inversión, de más de 500 millones de dólares, para el desarrollo de la red ferroviaria.

Movilidad sostenible: bicis compartidas y más trenes en China
Para el año 2020 China planea una expansión de su sistema ferroviario que incluye un fuerte impulso de su red de alta velocidad, cuyo crecimiento se estima en torno a los 30.000 kilómetros.

En cuanto al territorio cubierto por la red de alta velocidad, el 80 por ciento de las principales ciudades de China lo estarán, incluyendo a regiones como la del suroeste, especialmente deprimidas.

En otras palabras, se trata de un ambicioso proyecto que en apenas cinco años años conectará a zonas del país muy desiguales a nivel económico, con lo que se busca un desarrollo más uniforme.

Gracias a este nuevo plan se compensarán agravios comparativos hacia las regiones más pobres, pues el alta velocidad estaba desarrollándose sobre todo en las regiones costeras y del este de China.

Así pues, dejará de excluirse a las áreas más pobres, al tiempo que se lucha por un medio ambiente más salubre. Una interesante contribución que, habida cuenta de lo dramático del problema, no será decisiva, pero sí contribuirá a una notable mejoría.

Movilidad sostenible: bicis compartidas y más trenes en China
Según los informes oficiales, se pretende tanto impulsar el crecimiento como la reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte por carretera. Con ello, lógicamente, se reducirá la contaminación del aire, no solo en lo que respecta a los gases de efecto invernadero asociados, sino también en lo tocante a partículas polucionantes que suponen una seria amenaza para la salud pública.

Automóviles vs bicicletas

A su vez, se fomenta la movilidad sostenible a través del vehículo más ecológico por antonomasia: la bicicleta, por otro lado el sistema de transporte más tradicional del país, en realidad un símbolo. Pero más idílico que real, a día de hoy.
Seguir leyendo

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%

Aunque estamos teniendo un invierno de los fríos, especialmente durante estas dos últimas semanas, te traemos unas sencillas técnicas para reducir, entre todos, el consumo de calefacción hasta un 12%. Y todo sin pasar nada de frío ni en el hogar ni en el trabajo. Es una propuesta que, aunque parezca dura o sacrificada, en realidad es bastante simple y muy positiva tanto para nuestra cartera, como para el planeta. Para hacerlo aún más sencillo y competitivo, podemos comenzar haciendo nuestro reto en grupo, de manera que así estemos contribuyendo a una buena causa común. ¿Te apuntarías al desafío?

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%

Esta idea la lanzó hace unos años la asociación Prioriterre, basándose en el ahorro energético a través del trabajo en grupo. Se llama “Retos para familias con energía positiva” y propuso el agrupamiento de personas que querían reducir la calefacción en sus hogares en grupos de diez para intercambiar ideas, trucos y consejos. Estos grupos se reunieron periódicamente para compartir los trucos más efectivos en el propósito de bajar significativamente la factura de la calefacción (aunque también puede aplicarse a la de la luz, el gas o el agua, por ejemplo). La idea, según lo explica esta asociación, es hacer de este reto una idea divertida, estructura y dinámica.

Reduce tu consumo de calefacción en un 12%
Seguir leyendo

¿Cuánto se recicla en el mundo? Balance 2017

Mucho se ha hablado de la importancia del reciclaje en la ecología. Y es que reciclar nuestras propias basuras es vital para tener un comportamiento ecológico. El ser humano desecha muchísimos residuos al cabo del año, lo que causa una gran contaminación en nuestro planeta, que sufre con ella cada vez más. El reciclaje adecuado y diario ayuda a no ensuciar el planeta a los altísimos niveles que lo hacemos actualmente.

La llegada de 2017 nos brinda un buen momento para hacer balance de cómo se contamina y cómo se recicla en el mundo en estos momentos. A nivel global, los residuos mundiales se estiman en 1 billón de toneladas anualmente. Ante esta cifra, no queda más que poner remedio. Estados Unidos continúa siendo el país que más desechos genera, con 236 millones de toneladas cada año, seguido de Rusia, con 200 millones de toneladas. En España, el 52º país más grande del mundo, se generan casi 120 millones de toneladas anuales de residuos, según publicaba hace dos meses la agencia EFE. Seguir leyendo

China prohíbe el comercio de marfil para proteger a los elefantes
Marfil es igual a matanzas de elefantes, llevándolos derechitos a la extinción. Y es que el comercio de marfil implica el tráfico clandestino de esta materia prima, obtenida de los colmillos de los elefantes, cuya población está en franco declive.

Sin embargo, las cosas podrían cambiar gracias a un paso histórico dado por el gigante asiático, el primer mercado de marfil: su decisión de prohibirlo de forma rigurosa,

Todo un triunfo de los activistas que declararon la guerra a la caza furtiva, siempre inasequibles al desaliento. Si bien llevan años luchando por ello, las buenas noticias brillaban por su ausencia. Ahora, por fin, la decisión que tanto esperaban ha llegado.

Hace apenas unos días, concretamente el pasado 30 de diciembre China anunció su intención de prohibir en 2017 todos los trabajos de comercio y marfil.

China prohíbe el comercio de marfil para proteger a los elefantes
Con ello, se logra un avance importante en la protección de los elefantes. No en vano, cada año mueren decenas de miles de elefantes con el único fin de extraer sus colmillos. En la última década, casi una tercera parte de estos animales han encontrado la muerte a manos de cazadores furtivos para satisfacer la demanda de marfil en Asia, donde es un negocio floreciente.

Según datos de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), caño se cazan en torno a 25.000 elefantes en distintos puntos del continente africano.

Ahora, China quiere acabar con tan voraz demanda, pues es el país donde se concentra este auge comercial que está condenando a la especie a una extinción inminente. “Con esta medida podría iniciarse un periodo de esperanza para los elefantes” de cara a vencer la caza furtiva, explica Elly Pepper, activista de Natural Resources Defense Council (NRDC).

Cese de actividad

Entre otras medidas que se tomarán, 34 empresas de elaboración y 143 puntos de venta de marfil serán forzados a cesar su actividad el 31 de marzo y los expertos estiman que a finales de 2017 se habrá acabado con el mercado de marfil chino.

China prohíbe el comercio de marfil para proteger a los elefantes
Serán medidas tomadas como consecuencia de la prohibición de todas las actividades de comercio y procesamiento de marfil, lo cual supondrá un enorme alivio para la preservación del elefante. Aunque, afirmar otra cosa sería pecar de ingenuos, el mercado negro seguirá existiendo, pero al menos no apoyado a nivel institucional.
Seguir leyendo

5 buenos propósitos para cuidar el planeta
Salvar el planeta es una tarea ímproba, qué duda cabe, y poco podemos hacer cada uno de nosotros para lograrlo. Sin embargo, la pequeña contribución que hagamos de forma cotidiana es la única manera de dar un paso adelante que haga la diferencia a largo plazo.

Al margen de la enorme responsabilidad y culpa atribuible a poderes fácticos e intereses económicos de mil y un tipos, entre los que la industria ocupa un papel protagonista, en cada uno de nosotros está el poder del cambio a nivel global.

Aprovechando la nueva entrada de año y sus tradicionales buenos propósitos, enumeraremos diez ejemplos de posibles resoluciones que iniciar para convertirlos en eco gestos tan fáciles de aplicar como cualquier hábito.

No en vano, la rutina tiene esta ventaja. Si bien es un tanto mecánico y monótono, por otra parte nos asegura resultados interesantes. Con la ventaja, en este caso, de aportarnos un punto de novedad a nuestras vidas que, sencillamente, nos traerá cambios que nos ayudarán a decir adiós al aburrimiento.

1. Bajar nuestra huella de carbono

No tenemos millones de dólares como Bill Gates para financiar la investigación en materia de energías verdes, pero sí está en nuestra mano tomar decisiones interesantes al respecto. Si estamos pensando comprar un coche y el presupuesto nos lo permite, primemos los eléctricos, los híbridos o, al menos, aquellos que menos contaminen o, aún mejor, optemos por soluciones de movilidad sostenible que impliquen renunciar al coche.

5 buenos propósitos para cuidar el planeta
Si queremos usar energías verdes pero no entra en nuestros planes instalar un panel solar o una turbina de viento, pongamos por caso, tarde o temprano encontraremos la manera de hacerlo de forma indirecta. Por ejemplo, contratando un hosting ecológico, es decir, aquel cuyo mantenimiento se basa en energía que procede de fuentes renovables, entre otros aspectos que conviene estudiar.
Seguir leyendo

El corazón de los volcanes, una fuente de energía inagotable
Las fuentes de energía geotérmica incluye un lugar tan insólito como son los volcanes. Sorprendente, pero no extraño, en realidad, pues la energía geotérmica se obtiene a través de la extracción del calor almacenado en el interior de la Tierra.

Se trata de un sistema de extracción en constante evolución, siempre en busca de un mayor rendimiento. Actualmente, por ejemplo, se está intentando sacar partido de la denominada agua supercrítica (a una mayor profundidad) con el fin de aprovechar su mayor productividad.

No en vano, permite generar hasta diez veces más energía que las fuentes geotérmicas convencionales. Y se trata de una energía, más que renovable, eterna. Sus características, en suma, resultan idóneas de cara a un futuro más verde.

Las ventajas son muchas, tanto a nivel de costes como de impacto ambiental, ya que se requiere una menor zona extractiva y una producción de energías verdes que suponen un impulso importante de cara a lograr una sociedad baja en carbono.

El corazón de los volcanes, una fuente de energía inagotable
Sin duda, menos emisiones y, en general, una reducción de la polución atmosférica sería todo un avance de cara a mejorar la salubridad del entorno, pues la contaminación enferma y también acaba con millones de vidas anualmente. Además, la energía geotérmica tiene el suficiente potencial para responder a nuestras enormes necesidades de energía.

El poder del magma

La energía verde más prometedora podría no ser la solar ni la eólica, sino aquella obtenida varios kilómetros bajo tierra. Pero mucho más profundamente de lo que se está extrayendo ahora.

Seguir leyendo

El guepardo, en serio peligro de extinción
El guepardo se distingue por ser el animal terrestre más rápido del mundo, pero como gran felino tiene un destino común con el resto: su pronta extinción si no lo remedia el ser humano, por otra parte culpable de que ello pueda ocurrir.

Una difícil situación que se prolonga ya demasiado tiempo, hasta el punto de poner a la especie contra las cuerdas. De acuerdo con un estudio británico publicado el 26 de diciembre, el guepardo ha perdido hábitat de un modo alarmante.

Unos pocos miles de ejemplares

Hoy solo está presente en el 9 por ciento de la superficie que ocupaba a principios del pasado siglo. Ello supone la pérdida de más de un 90 por ciento de su hábitat. Pero eso no es todo, porque como era de esperar, además su número ha mermado drásticamente.

El guepardo, en serio peligro de extinción
Volviendo al estudio, publicado en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), menos de 7.000 guepardos subsisten actualmente en libertad en el mundo, casi en su totalidad en el continente africano.

Si su número nos remite a una exigua población, en términos comparativos el contraste resulta estremecedor. No en vano, la población mundial de guepardos rondaba los 100.000 ejemplares a principios del siglo XX.

En otras palabras, el guepardo está desapareciendo sin remedio. Aunque salvarlo es posible, y solo el ser humano, responsable de su drama, puede y debe detener su cuenta atrás hacia la extinción. Se necesita una actuación urgente, nos recuerda la Sociedad zoológica de Londres.

El guepardo, en serio peligro de extinción
“El guepardo corre derecho hacia la extinción, y podría desaparecer pronto si no se toman medidas con urgencia”, reza un comunicado recientemente difundido por la entidad.
Seguir leyendo

China irrespirable: las empresas contaminantes tendrán que pagar
Decretar la alerta roja por contaminación atmosférica es ya un lugar común en China y precisamente por ello están tomándose medidas excepcionales desde hace un tiempo, si bien no están solucionando el problema. Esta vez, se mejorará la legislación para que las grandes compañías paguen impuestos por contaminar, pero sigue siendo una medida insuficiente.

La situación desesperada que sufre el país a nivel ambiental solo se entiende teniendo en cuenta que estamos ante un mal endémico que ha convertido la calidad del aire en un problema de primer orden. Sobre todo, en las grandes ciudades, con Pekín a la cabeza.

Y es que la densa polución en la capital china sigue ocasionando estragos, especialmente en el norte del país. Si bien decretar la situación de alerta por esta cuestión es común en multitud de urbes de dicha área, afectando a decenas de millones de personas, Pekín concentra la mayor parte del problema desde hace años.

El toque de queda voluntario es una de las consecuencias prácticas más limitantes, y no resulta extraño que también las autoridades recomienden no salir a la calle. Si ya vimos hace un año hasta qué punto la contaminación del aire era un gravísimo problema en China, ya antes lo era, y a día de hoy la situación sigue siendo dramática.

China irrespirable: las empresas contaminantes tendrán que pagar
La peor crisis de contaminación de la historia del país está durando demasiado. En otras palabras, no se ve el modo de atajarla. Mientras los niveles de contaminación son irrespirables, exponiendo a la población de forma continuada a un riesgo para su salud que resulta preocupante, se van tomando medidas que no atacan el problema de raíz y, por lo tanto, tienen todas las papeletas para resultar ineficaces.

Las compañías habrán de pagar

No en vano, la calidad del aire de Pekín es la peor del mundo, o casi. Dependiendo del año en el que se realizan las mediciones, los estudios la sitúan en primer, segundo o tercer lugar, liderando tan fea lista o solo por detrás de Nueva Delhi o Moscú.
Seguir leyendo