El aire polucionado mata a casi medio millón de europeos al año
El último informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) concluye que la contaminación atmosférica provoca muertes prematuras que se cuentan por cientos de miles en el espacio comunitario. Aunque su concentración es cada vez menor, una excelente noticia, el balance no deja de ser dramático, pues el 85 por ciento de los europeos que viven en ciudades siguen respirando sustancias tóxicas que comprometen su salud e incluso su vida.

El informe, titulado “Calidad del aire en Europa 2016”, realiza un análisis del 2000 al 2014. Es decir, abarca prácticamente los tres primeros lustros del siglo, ofreciendo una visión general de esta seria problemática a nivel europeo.

Según el informe, la contaminación atmosférica provoca ya la muerte de 467.000 personas al año en la Unión Europea, una alarmante conclusión obtenida a partir de datos procedentes de estaciones de seguimiento oficiales de toda Europa, haciendo especial hincapié en los datos ofrecidos por más de 400 ciudades.

Una evolución positiva

Sin embargo, no todo es negativo. Como hemos apuntado, también se han encontrado datos positivos, que resultan esperanzadores. Durante los últimos años, la evolución de la calidad del aire ha sido digna de resaltar, si bien no puede hablarse de niveles aceptables.

El aire polucionado mata a casi medio millón de europeos al año
O, lo que es lo mismo, no pueden lanzarse las campanas al vuelo, pues las tendencias no significan una garantía de seguir produciéndose en el futuro, al tiempo que en 2014, el último año del estudio, se detectaron niveles de contaminación del aire nocivos para la salud en el entorno urbano. Aquel 85 por ciento de población urbana expuesta a un aire tóxico se considera un problema para la salud por ser una exposición que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera insoportable.

Estas sustancias no solo provocan problemas respiratorios pasajeros, sino también episodios de asma que pueden convertirse en crónicos, además de causar o agravar las enfermedades cardiovasculares, o cánceres. Entre otros, el cáncer de pulmón.
Seguir leyendo

Manifiesto en favor de los derechos de los animales
Un total de 26 sociaciones no gubernamentales (ONGs) francesas e internacionales defensoras de los derechos de los animales se han puesto en pie de guerra. Su objetivo, concienciar sobre la importancia de mejorar la condición animal a la hora de plantear nuevas políticas.

Se trata de una formulación que adopta la forma de manifiesto e incluye 30 proposiciones que giran en torno al tema mediante abordando aspectos concretos que deberían mejorarse, a su juicio. De forma particular, se dirigen a los candidatos a las elecciones presidenciales y legislativas del país galo.

Aunque, como ocurre con estas cuestiones relacionadas con la ética animal, la problemática se puede ampliar a otros muchos países. Adquiere, lógicamente, una dimensión universal que convierte el manifiesto en toda una declaración de principios con plasmación práctica a la que es fácil adherirse si se es un defensor de los animales.

Buscando el compromiso político

Las proposiciones formuladas por asociaciones como CIWF, la Fundación Brigitte Bardot, la Fundación de 30 millones de amigos, L214, SPA, Sea Shepherd o Peta se centran en reivindicaciones tradicionales del colectivo de protección animal, pero no por ello menos importantes.

Manifiesto en favor de los derechos de los animales
Básicamente, porque siguen si solucionarse, con lo que se plantean como demandas ante las que no cabe la resignación, sino todo lo contrario. Entre otras, se pide la prohibición de la cría en cajas, la alimentación forzada o las corridas de toros.

Para su elaboración, las asociaciones coordinan sus aportaciones dentro de un colectivo bautizado con el elocuente nombre de Animal Politique, cuyo primer manifiesto, del mismo nombre, es éste (goo.gl/9GDJEI), producto de 6 meses de trabajo.

Su presentación con un buen margen de tiempo de cara a las próximas elecciones francesas -las presidenciales serán el 23 de abril y el 7 de mayo, seguidas de las legislativas el 11 y 18 de junio- con el declarado fin de que se ponga sobre la mesa un tema eternamente olvidado como es el de los derechos de los animales.
Seguir leyendo

COP22: la acción climática brilla por su ausencia
En contra de lo que se creía, preveía y esperaba, la cumbre climática de Marruecos (COP22) no va a pasar a la historia por poner en marcha el Acuerdo climático de París, en vigor desde hace unas semanas.

Muy al contrario, la cumbre recién clausurada va a ser sinónimo de inesperado y, cómo no, obligado periodo de transición y, por ende, de inacción. O, lo que es lo mismo, de inoperancia o, si se quiere, negligencia frente al tremendo desafío que supone frenar la loca aceleración del cambio climático.

Sí, algunos pasos adelante se han dado, y de ello daremos cuenta en este post. Pero no deja de ser un avance meramente anecdótico. Si de valorar la COP22 se trata, no queda otra que reconocer lo vergonzoso que ha sido no medidas urgentes y, en suma, desaprovechar una cumbre climática para pasar palabra y dejar que siga pasando un tiempo que el cambio climático no nos concede.

Iba a ser, en definitiva, la COP de las soluciones, de la acción, y finalmente ha acabado siendo simplemente técnica. Una especie de luz verde a un programa de trabajo que deberá esperar hasta 2018 para para aplicar el Acuerdo de París, que si bien entró en vigor este mes de noviembre, tendrá que esperar más de un año para su adopción.

COP22: la acción climática brilla por su ausencia
Así pues, echando la vista atrás, recapitulamos: se ha llegado a un acuerdo global que se espera viculante en la edición gala de la cumbre climática (COP21), celebrada en París en 2015, y en la siguiente cumbre (COP22), las 197 delegaciones participantes aprobaron que la finalización de las discusiones de cara a su aplicación serán en noviembre del 2018. Concretamente, coincidiendo con la cumbre climática que se celebrará en Polonia (COP24) para entonces.

Seguir leyendo

La dramática dependencia española del carbón
Si China o India son países que suelen copar titulares por su gran dependencia del carbón para genera electricidad, en realidad no son sino un exponente del modelo actual de energía, basado en los hidrocarburos. ¿Pero, y España, en qué situación se encuentra dentro de esta materia?

Greenpeace nos pone al corriente de ello y, como es fácil adivinar, la inquietud o, si se quiere, la desesperación de la ONG no obedece precisamente a una situación tendente a la reducción de la dependencia del mismo. Muy al contrario, España es uno de los principales importadores de este combustible, con el que se alimentan las centrales térmicas, tremendamente dañinas para la salud ambiental.

En efecto, el país de la piel de toro hace un uso y abuso del carbón que resulta chocante, tratándose como se trata del “pais del sol”, tal y como lo define la organización ambiental. En concreto, las centrales térmicas españolas queman millones de toneladas para este uso.

La dramática dependencia española del carbón
La producción de electricidad utilizando carbón, para hacernos una idea, supuso el pasado mes de octubre el 20 por ciento de la producción total en el país. Es decir, la friolera de una quinta parte de lo generado.

La urgente transición

Estas cifras resultan dramáticas, sobre todo, dentro del marco de transición a una sociedad baja en carbono que está intentando impulsarse en el contexto del Pacto climático de París, al que se llegó en la cumbre parisina (COP21), y ya en vigor. Precisamente, la recién celebrada COP22 de Marruecos ha contado con la presencia del lobby del sector, con el fin de intentar desviar la atención de cual es el verdadero problema afirmando que el problema son las emisiones, no el carbón en sí.
Seguir leyendo

El árbol Kiri, un gran aliado del planeta
Es un árbol ornamental, grande y frondoso, realmente llamativo, originario de China y bautizado con el nombre de Kiri (paulownia tomentosa o paulownia imperial), si bien también se le conoce como árbol Emperatriz. Pero estas características no son las que le han dado una especial relevancia a nivel ambiental.

¿Entonces, qué tiene de especial este árbol de la familia de las paulowniaceae perteneciente a la familia de las paulowniaceae? Su rasgo distintitivo, eso que lo convierte en único está relacionado con su eficiencia a la hora de hacer la fotosíntesis.

Es decir, consume más dióxido de carbono (CO2), principal gas de efecto invernadero, y produce también mayor cantidad de oxigeno si lo comparamos con otros árboles. Una capacidad que explican sus enromes hojas y sus peculiares características metabólicas.

En cifras, aumenta de forma importante la productividad de otros árboles, pudiendo llegar a multiplicarla por diez. Concretamente, cada día un solo árbol de Paulownia captura un captura unos 21,7 kilógramos de CO2 para convertirlos en casi 6 kilógramos de oxígeno.

El árbol Kiri, un gran aliado del planeta
Su alta capacidad para oxigenar y refrescar el ambiente se suma a su bonita estampa para convertirlo en una opción eco amigable para los jardines de las contaminados urbes. No en vano, se trata de un árbol majestuoso, con un gran potencial para la jardinería ornamental que, a su vez, proporciona una agradable sombra, junto a otras muchas ventajas que se mencionan a continuación.

Igualmente, las plantaciones de Kiri son una solución interesante para la repoblación forestal. En este caso no siempre se respeta el espacio necesario para que puedan desarrollar sus copas todo lo necesario. Una circunstancia que también se produce cuando se plantan con fines económicos, concretamente para la obtención de madera aprovechando su rápido crecimiento. Por su parte, cuando tiene que competir con árboles más altos que le dan sombra tiene muchas dificultades para desarrollarse.

Seguir leyendo

Así será el resort más ecológico del mundo
Los Emiratos Árabes, concretamente el oasis de Liwa, al sur del país, acogerá la construcción de un resort impresionante. Será el más ecológico del mundo, afirman sus creadores pero, más allá de la veracidad de esta afirmación, que a buen seguro muchos discutirían, no cabe duda de que será todo un símbolo del turismo sostenible.

Aunque, desde un enfoque verde, el mejor turismo es el que se cancela o, si se quiere, la staycation, -stay (quedarse) y vacation (vacaciones)- en términos comparativos siempre hay opciones más ecológicas que otras.

Entre ellas, están las opciones de lujo bajas en carbono. Eso, contando con la huella del desplazamiento, que no siempre lo es. Muy al contrario, tomar un avión o tirar de coche siempre resulta caro para el planeta. Un lujo que, simplemente, no puede permitirse el medio ambiente, sobre todo teniendo en cuenta el uso masivo de aviones que se hace a nivel turístico.

Hecha esta salvedad, también hay que reconocer que un resort es sinónimo de relax y de planes bajos en carbono relacionados con meditar, pasear, contemplar paisajes, pasear y contemplar amaneceres, puestas de sol y, cómo no un cielo estrellado que, en este caso, ilumina un oasis en medio de un sugerente desierto. El desierto de Rub al-Jali, a 150 kilómetros de Abu Dabi, capital del emirato homónimo, así como capital y segunda ciudad más populosa del país.

Así será el resort más ecológico del mundo
El proyecto es una iniciativa de la empresa Eco Resort Group, con sede en esta misma ciudad del Oriente Medio, si bien su diseño se ha encargado a Baharash Architecture, un estudio londinense que tiene la difícil misión de hacer realidad la idea sin defraudar.

Ya están en ello, y buena prueba de ello son las imágenes que ilustran este post. Ofrecen una idea bien clara de lo que será este seductor enclave, bautizado con el nombre de Oasis Eco Resort.

Seguir leyendo

Las emisiones de CO2 se estabilizan, pero el futuro pinta negro
Si se detienen o, dicho con mayor propiedad, se estabilizan las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero, solo podemos alegrarnos. Sin duda, pero junto con esta noticia nos dan otra mala que, a la postre, anula a aquella. Y es que las alegrías relacionadas con el cambio climático suelen durar poco o, como mucho, tener su contraparte.

En este caso, la misma fuente que nos da la buena noticia también la contextualiza, para finalmente concluir que realmente no es tan buena. Se trata del último informe del Global Carbon Project, una asociación científica perteneciente a la Universidad británica de East Anglia, cuya revisión anual se concluye que 2015 supuso un balón de oxígeno para la lucha contra el cambio climático.

La razón no es para echar cohetes, pues sencillamente se produjo un estancamiento de las emisiones mundiales de CO2 liberados por las actividades humanas. Pero no solo eso, porque además se espera que la tendencia siga hasta final del presente año, permaneciendo estable durante todo 2016.

Hasta aquí, la conclusión del estudio, publicado en vísperas de la reunión de jefes de estado en la reunión climática en Marrakech (COP22), que se clausura hoy. Son conclusiones positivas, pero al mismo tiempo dramáticas, porque este descenso de emisiones no nos acerca en absoluto a los objetivos de la lucha contra el cambio climático.

Las emisiones de CO2 se estabilizan, pero el futuro pinta negro
O, lo que es lo mismo, frenarlo para evitar llegar a un punto de no retorno en el que se disparen los eventos extremos y el deshielo requiere de más. De mucho más compromiso y, sobre todo, accción y, en este sentido, haberlo presentado en la COP22 ha sido muy acertado.

Como apuntamos en un anterior post, la conferencia climática celebrada estos días en Marruecos se orienta a la acción. Aunque ésa sea incipiente, al menos se espera que sirva como pistoletazo de salida para empezar a convertir en hechos lo acordado en el histórico Acuerdo climático de París, en vigor también hace apenas nada.
Seguir leyendo

Árboles como defensa natural frente al mar
Detener los embates del mar cuando rompe en la orilla o en aquellos espacios costeros donde no hay playa suele ser sinónimo de diques o espigones en los que los bloques de hormigón son los protagonistas. Como alternativa, surge TetraPOT, un sistema de defensa frente al mar tan efectivo como natural.

El objetivo es distribuirlo a lo largo de las costas para así formar una hilera de árboles que actúan como barrera. Sus raíces ayudan a mantener los bloques por sí solas pero, sobre todo, de manera conjunta, pues gracias a su diseño se entrelazan.
Seguir leyendo