Pañales reciclables en el Reino Unido
En el Reino Unido han pensado que los pañales de los bebés pueden tener utilidad después de ser usados. Si tenemos en cuenta que cada niño puede llegar a utilizar unos 5 pañales al día, pronto hacemos cálculos y vemos como necesita unos 1.825 al año. Esas cifras traducidas en basura nos dan unos resultados escalofriantes en toneladas de residuos. Para solucionar esa problemática, una empresa canadiense ha ideado un sistema por el cual estos pañales son aprovechables.

Decimos que son aprovechables porque han diseñado un sistema de reciclaje que hace que los pañales se conviertan en gas metano. Ese gas metano es vendido posteriormente a la red de gas nacional británica. La primera planta que llevará a cabo esta reconversión estará situada en Birmingham y podría estar lista en el 2011. Unos tres años después, se espera que haya un total de 5 plantas distribuidas por Manchester, Londres y Liverpool.

Cada planta costará unos 12 millones de libras y podrá gestionar hasta un total de 36.000 toneladas de pañales al año. Aunque de momento se hace alusión a ese producto para bebés, lo cierto es que en un futuro se han planteado utilizar las plantas también para procesar otros productos como los zapatos o los marcos de las bicicletas.

La solución que propone Knowaste, la empresa canadiense que se dedicará a ello, resulta una buena alternativa para reducir unos gastos tanto ambientales como económicos muy considerables. En Inglaterra se generan 500.000 toneladas de basura en forma de pañales y eso tiene unos costes aproximados de 630 millones de libras.

Pañales reciclables en el Reino Unido
El Gobierno ya hizo todo lo posible por encontrar soluciones por su cuenta. Los pañales de tela se vieron por un momento como la salvación a esta situación pero pronto se demostró que no. Tres años de estudio y 2,3 millones de euros de libras de los fondos públicos dedicados a esa investigación, demostraron que los efectos perjudiciales para la capa de ozono son los mismos aunque se utilicen pañales de tela.

Los pañales serán recolectados gracias a contenedores especiales ubicados en centros comerciales y guarderías en primer instancia. Con el paso del tiempo, la empresa canadiense espera que los ayuntamientos tengan el detalle de colocar contenedores especiales en sus ciudades.