Panamá: se combatirá el dengue con mosquitos transgénicos
El dengue es un grave problema de salud pública en Panamá. Para combatirlo, las autoridades sanitarias han decidido probar un nuevo método: diseminar millones de mosquitos Aedes aegypti genéticamente modificados, que impedirían la reproducción de la especie vectora de la enfermedad.

Los insectos, como muchos otras especies de animales, compiten por las hembras con el fin de procrear larvas. Si los transgénicos ganan en esta lucha, las larvas morirán. La estrategia ya se ha experimentado en otros países. Algunos grupos ambientalistas, así como científicos, han criticado el sistema porque, según dicen, puede producir daños al ecosistema panameño.

El Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de Salud (Icges), dependiente del Ministerio de Salud y responsable del proyecto, no es de esa opinión y seguirá adelante con el proyecto.

La idea es añadir una proteína letal a los mosquitos transgénicos. Esta proteína impide el desarrollo de las larvas del insecto. Si falla y los mosquitos sobreviven, no se puede transmitir a otros seres vivos. Ya se han hecho experimentos alimentando a otros seres con estas larvas y no se ha visto ningún efecto. Por otra parte, las posibilidades de que el ser humano entre en contacto con las larvas son muy remotas.

Los mosquitos transgénicos han sido diseñados por la empresa Oxitec, del Reino Unido, que también ha emprendido proyectos en otros países con numerosos casos de dengue. Se trata de modificar un gen de los insectos macho, que se transmitirá a los huevos cuando se apareen con las hembras. El proceso se repite en cada ciclo de procreación, lo que provocará que cada vez nazcan menos insectos.

En el caso concreto de Panamá, el objetivo es reducir hasta en un 80% las poblaciones de Aedes. La enfermedad provocada por los que sobrevivan será controlada con métodos tradicionales. Se espera una reducción en el contagio de dengue, que cada año causa la muerte a decenas de panameños. Los primeros resultados podrían comenzar a verse en 2014.