Paneles fotovoltaicos en los tejados podrían generar hasta un 40% de la electricidad en Europa en 2020
Dentro de las actividades complementarias que se celebran durante el Solar Decathlon, se ha celebrado una jornada dirigida a explicar la integración de la energía fotovoltaica en los edificios y donde se han comentado las últimas tendencias del mercado, así como el marco normativo y económico vigente en España y en otros países europeos. Esta jornada sido organizada por la Asociación Europea de la Industria Fotovoltaica (Epia) y ha contado con más de 170 participantes, entre arquitectos, instaladores y representantes de las industrias de las energías renovables y de la construcción.

Dentro de los debates y propuestas de la reunión se ha llegado a la conclusión de que se podrían usar los tejados de los edificios para generar 1.500 GW de energía fotovoltaica, lo que supondría una producción de electricidad anual de 1.400 TWh, es decir, el 40% del total de la electricidad que se prevé que demandará la Unión Europea en 2020.

Los beneficios no sólo serían medioambientales y energéticos, sino también estructurales, ya que las placas solares pueden cumplir las mismas funciones que los materiales tradicionales, como son el aislamiento térmico y del ruido, la protección contra las inclemencias del tiempo, la variación de la luz, etc.

En la actualidad, algunos países europeos tratan de fomentar los sistemas de producción de energía fotovoltaica que, además, se integran dentro de la estructura del edificio y, para ello, ayudan a las construcciones que necesitan un esfuerzo adicional y un coste extra para integrar estos sistemas de energía fotovoltaica como parte las fachadas y tejados del edifico. En el caso de Francia e Italia estos sistemas integrados ya representan un tercio del mercado anual. En cambio, en países como España y Alemania, en donde las ayudas públicas no han diferenciado ambos tipos de sistemas, los sistemas de integración sólo representan menos del 1% del mercado, sobre todo, aplicaciones nicho donde el coste no es un problema.