Pekín, una ciudad cada vez más irrespirable
Los intentos de mejorar la nefasta calidad atmosférica de Pekín por parte de las autoridades locales parecen no servir de mucho. Ni siquiera se confía en un mañana menos contaminado. Con un gran pesismismo, los expertos afirman que es una ciudad “apenas habitable” a consecuencia de su polución atmosférica, según concluye un informe recientemente publicado por Academia de Ciencias Sociales de China (ACSCh), una prestigiosa institución que realiza pronósticos sobre temas de interés social.

Que el aire es irrespirable en las calles de la capital del gigante asiático es una realidad que no cesa de copar titulares en los medios de comunicación. Pasan los años y la populosa ciudad no parece ver el final del túnel, buscándose soluciones que no van mucho más allá de las típicas mascarillas, de los purificadores de aire o de hacer cosas tan a la desesperada como colocar enormes pantallas para ver los amaneceres y atardeceres o vender aire puro en lata, literalmente.

Como es sabido, la quema de carbón, el tráfico rodado y una flamante industria, sobre todo ésta, que contamina a lo grande marcan el declive de la atmósfera, convirtiendo la capital china en una megalópolis envuelta en un smog perpetuo.

Nueva Delhi supera a Pekín

¿Pero, hay esperanzas de salir? Si valoramos los datos de la ACSCh, es difícil que ello ocurra, pues Pekín tiene una calidad del aire pésima, casi la peor del mundo, sólo por detrás de Moscú, donde hay áreas que superan a los datos chinos, de acuerdo con el último informe publicado por la organización que analiza la polución de 40 ciudades internacionales.

Los científicos también alertan desde hace años sobre la mala calidad del aire en la India. Si bien China suele acaparar la atención mediática, Nueva Delhi arroja datos estremecedores que revelan una contaminación del aire de récord. Sus niveles de partículas perjudiciales en el aire superan a las chinas en muchas ocasiones.

Pekín, una ciudad cada vez más irrespirable
Según un estudio reciente de los investigadores de Yale, 7 de los 10 países donde el aire está más contaminado están en el sudeste asiático. En concreto, los indios sufren en mayor medida este mal ya endémico, con la mayor tasa de muertes por enfermedades respiratorias crónicas.