Peligra el bosque repoblado más extenso del mundo
José Joaquín Cabrera-Malo Camargo fue un pionero de la reforestación. Ahora tiene más de noventa años, pero en su juventud consiguió un gran logro: reforestar una meseta y crear el bosque repoblado más grande del mundo. El Gobierno de Venezuela, ahora, quiere comenzar a explotarlo para producir papel.

Este bosque se encuentra en una región conocida como la mesa de Guanipa, una formación geológica situada en Venezuela, a la altura de los llanos orientales, al sur del estado Monagas. Antes de la gran reforestación impulsada por Cabrera-Malo Camargo, la erosión producto de la fuerza del viento causaba un enorme daño a la poca capa vegetal que entonces había. La región iba camino de convertirse en un desierto.

Cabrera-Malo buscó apoyo y financiación para plantar en la meseta una especie de árboles conocida como pinos caribe, que era el árbol que mejor se adaptaba a las inhóspitas condiciones climáticas de la región. Así, se reforestaron unas quinientas mil hectáreas, convirtiendo al casi ya desierto en el bosque artificial más grande del mundo. Es el bosque de Uverito.

El Gobierno de Venezuela esgrime sus razones para la explotación de este bosque: a través de la primera gran empresa estatal procesadora de pulpa y celulosa, se evitará la dependencia del papel importado que encarece el coste de libros y periódicos.

Así, el inmenso bosque se ha entregado a empresas madereras nacionales e internacionales para la explotación sostenible y como reserva estratégica, según el Gobierno venezolano. Ojalá se haga una gestión sostenible del bosque y se reforesten las áreas explotadas o taladas. Sería la mejor manera de honrar al que comenzó todo: José Joaquín Cabrera-Malo Camargo.

El presidente de Pulpaca, Luis Salinas, ha explicado que se comenzarán obras civiles para la construcción de la primera línea de la planta, con una extensión de 200 hectáreas. Esa línea producirá 250.000 toneladas anuales de papel prensa, requerido por la industria gráfica nacional, así como una importante cantidad de papel prensa con recubrimiento protector, muy útil para la fabricación de libros y textos escolares.