Peligra el Parque Natural de Corrubedo en Galicia
Una vez más el medio ambiente es el último considerado por el político de turno. Una vez más un Parque Natural se encuentra en peligro por el ansia infinita de acumulación de riqueza y poder de alcaldes y consejeros. El Parque Natural Dunas de Corrubedo y Lagos de Carregal y Vixán, en Galicia, España, tiene una superficie de casi mil hectáreas que son visitadas por unos 300.000 turistas cada año (es el más visitado de Galicia). Además, fue calificado como Humedal de Importancia internacional (Humidal Ramsar), está incluido en la propuesta gallega de Red Natura 2000 y fue declarado Zona de Especial Importancia para las Aves. Posee la duna móvil más grande del noroeste de la Península Ibérica con más de un kilómetro de largo, entre 200 y 300 metros de ancho y más de 20 metros de altura. Al no estar rodeada de vegetación, los vientos del sudoeste predominantes en el invierno hacen que se mueva unos pocos centímetros todos los años hacia el interior. El parque cuenta con una laguna dulce, la laguna de Vixán, y otra salada, la laguna de Carregal. Ambas forman hábitats singulares de flora y fauna. Pero todo lo anterior no tiene ninguna importancia cuando de construir casas se trata.

Existía un plan para aumentar hasta las 3.700 hectáreas la superficie protegida del Parque, pero la Xunta de Galicia (por medio de Conservación de la Naturaleza, institución que, desde luego, no hace honor a su nombre) pretende frenarlo para promover la construcción de casas. La Xunta se ha dejado presionar por los vecinos de la zona, que quieren edificar en el Parque Natural. El conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, instó al alcalde de la localidad de Ribeira, José Luis Torres Colomer, a elaborar un plan especial urbanístico que evite “el actual, lento y complicado trámite administrativo individualizado que debe seguir cada propuesta urbanística del vecindario”.

Juárez informó también de que su departamento está renovando ya el Plan de Ordenación de Recursos Naturais del Parque Natural de Corrubedo, pues el actual, que data de 1992, se ha quedado obsoleto. Y añadió: “estoy convencido de que los habitantes de allí no quieren hacer urbanizaciones”. Para los ecologistas, “ningún plan urbanístico puede contradecir el de ordenación de los recursos naturales; está establecido así en la ley”. ¿Quién dijo que el caciquismo había desaparecido de Galicia?