Peligra una tribu indígena brasileña por la tala ilegal
La tribu de los awás, que habita en el Amazonas, quizá la tribu más amenazada de la Tierra, ha pedido al ministro de Justicia de Brasil que expulse inmediatamente a los madereros de sus territorios antes de que destruyan sus tierras. Esta tribu sufre la tasa de deforestación más alta de la Amazonia, según la organización Survival.

Survival International ha lanzado una campaña para salvar a los awás que ha generado más de 27.000 mensajes al ministro de Justicia de Brasil, en los que le piden que expulse a los invasores. La acción ha provocado que el fiscal del estado de Maranhao haya ordenado una investigación sobre los responsables de invadir la tierra de los awás. Pese a todo, se cree que aún hay miles de madereros ilegales operando en el territorio de los indígenas.

La campaña lanzada por Survival ha contado con la colaboración de famoso actor británico Colin Firth. Se ha unido, así mismo, la organización brasileña defensora de los derechos indígenas CIMI, que ha compartido un corto documental con indígenas awás. Además, la organización insta a apoyar a los awás enviando un mensaje al ministro de Justicia de Brasil desde la web www.survival.es/awa#take-action.

En la ciudad nos sentimos tan inseguros como los forasteros en la selva,

cuenta un hombre awá llamado Espada. Sin embargo, la densa selva amazónica, que antaño cubría enormes extensiones del noreste de Brasil prácticamente ha desaparecido, siendo reemplazada por ciudades, cuando no por un páramo aparentemente infinito de haciendas ganaderas. El último reducto de esta otrora fantástica selva, una de las más antiguas del mundo, se encuentra allá donde los pueblos tribales han resistido frente a los avances de ganaderos y madereros.

Está en peligro, no sólo la supervivencia de un pueblo indígena, sino su propia historia, los cazadores-recolectores awás, una extraordinaria historia de amor con la selva. Una historia de resistencia, destrucción y esperanza.