Peligran las cosechas de cereal en Inglaterra por la escasez de lluvia
El mundo al revés. Un país lluvioso como Inglaterra esperando como agua de mayo, y nunca mejor dicho, que llueva sobre sus campos. En especial, sobre sus cultivos de cereales. Los agricultores ingleses están muy preocupados por la falta de lluvia de este 2011.

En el sur y el este de Inglaterra no llueve como antes. Este 2011 se está convirtiendo en el año más seco desde que se tienen registros con aparatos de medición fiables. Por ejemplo, el Jardín Botánico de Cambridge, ha registrado el marzo más seco de su historia, con tan sólo 3 mm de precipitaciones, y lo mismo puede decirse de abril, que sólo ha registrado 1,7 mm. No ocurría algo así desde 1893. ¡Desde hace dos siglos!

Esta falta de lluvia afecta gravemente a las regiones del este y el sur de Inglaterra, zonas productoras de cereales. Si el tiempo no cambia en las próximas semanas, el rendimiento de los cultivos disminuirá terriblemente. Se calcula que puede disminuir entre un 10 y un 30% el tonelaje de trigo por hectárea. Y esto, incluso si llueve.

Más al oeste, donde hay rebaños de ovejas, éstas se las ven y se las desean para encontrar suficiente hierba para comer. Otros animales, como las mariposas, algunas aves y los lagartos, sufren con estas inusuales condiciones meteorológicas. Los seres vivos que viven dentro o en las cercanías de los estanques también están siendo muy afectados. si las lagunas se secan, los renacuajos quizá no sobrevivan y no se puedan convertir en ranas.

La Agencia de Meteorología británica prevé algunas lluvias ligeras en las regiones más afectadas, pero no serán suficientes para paliar la sequía.

Según los agricultores que se dedican al cultivo de cereales es necesario que caigan cerca 100 mm de lluvia en una semana. Eso supone el doble de la media mensual en Cambridge, por ejemplo. Esperan, mirando el cielo y a sus cosechas.