Peligran muchas especies de agua dulce en África
Según un estudio recientemente publicado, el 21% de las especies de agua dulce de África continental se encuentran en peligro de extinción. Aparte de los efectos negativos que el hecho representa para la biodiversidad, peligran los medios de subsistencia de millones de personas. Los científicos piden que se gestionen adecuadamente las aguas interiores de esta zona del planeta si se quiere salvaguardar la enorme riqueza biológica que contienen.

Doscientos científicos investigaron la situación de 5.167 especies de agua dulce durante un período de cinco años para la Lista Roja UICN de Especies Amenazadas. Entre las especies se incluían peces de agua dulce, moluscos, cangrejos, libélulas y damiselas, así como algunas plantas acuáticas. Las principales amenazas para las especies africanas de agua dulce en peligro de extinción provienen de la agricultura, de la extracción de agua, de la construcción de diques y de la introducción de especies invasoras. Además, con este estudio, por primera vez se ha cartografiado la situación de las especies en sus respectivas cuencas hidrográficas.

Por desgracia, la desaparición de una sola especie puede tener un fuerte impacto negativo sobre los medios de subsistencia. En el lago Malawi, por ejemplo, un pez conocido como chambo es una fuente importante de alimento. Se estima que la población de esta especie ha disminuido un 70% en los últimos diez años a causa de la sobrepesca. En el lago Victoria, la disminución de la calidad del agua y la introducción de la perca del Nilo (en la imagen) han entrañado una reducción en numerosas especies nativas en los últimos treinta años, poniendo en peligro la pesca tradicional. La terrible situación en la que se encuentran los habitantes de la zona a causa de la introducción de esta especie alóctona se refleja en el estupendo documental La pesadilla de Darwin. En este lago, la evaluación de la Lista Roja estudió 191 especies de peces y se calcula que el 45% están amenazadas o se consideran como extinguidas.

Los ecosistemas de agua dulce son especialmente importantes para la biodiversidad porque aunque “cubren sólo un 1% de la superficie del planeta, contienen cerca del 7% del total de las especies”, afirma Jean-Christophe Vié, Director Adjunto del Programa de Especies de la UICN.

“África alberga una sorprendente variedad de especies de agua dulce, muchas de las cuales no existen en ninguna otra parte del mundo”, dice William Darwall, director del proyecto y jefe de la Unidad de biodiversidad de agua dulce en la UICN. “Si no ponemos fin a la pérdida de estas especies, no sólo se reducirá irreversiblemente la riqueza de la biodiversidad africana, sino que millones de personas perderán una fuente esencial de alimentos, ingresos y materiales”.