Petición popular para que Europa invierta en renovables
Lo hemos repetido más de una vez. Si bien China es uno de los países que más contamina del mundo, también es uno de los países que más está invirtiendo en el desarrollo de energías renovables y limpias. Dicho de otro modo, es un país que está invirtiendo para no contaminar en el futuro, además de aumentar su independencia energética.

Europa ha invertido mucho en este tipo de energía en las pasadas décadas, pero, en la actualidad, parece que el sector se ralentiza. Por ello, un grupo de ciudadanos quiere presionar a los políticos europeos para que imiten al gigante asiático e impulsen la inversión en renovables. O, quizá sería mejor decir, que no dejen de ayudar al impulso de las renovables, como hasta ahora.

La iniciativa pretende hacer llegar una carta al comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht, en la que se puede leer:

Como ciudadanos comprometidos, le pedimos que inicie un diálogo urgente con el gobierno de China e impulse políticas que apoyen el empleo y la innovación. Los aranceles, el proteccionismo y una guerra comercial elevarían el coste de la energía solar, lo que se traduciría en un desastre tanto para esta industria emergente como para el clima. Estamos ante una gran oportunidad para promover las energías renovables y la creación de empleo en una economía global verde. Por favor, piense en nuestro futuro… está en sus manos.

No sólo se trata de reducir la contaminación. También se trata de luchar contra el cambio climático. Las energías limpias están en auge y ya producen casi el 20 % de toda la electricidad mundial. Ante esta situación, la Unión Europea ha amenazado con bloquear avances en esta dirección.

Durante la última década, China ha invertido miles de millones en energía solar y ha puesto en marcha ambiciosas estrategias para subvencionarla, haciendo caer en picado los precios de los paneles. La tecnología limpia es ahora casi tan barata como los sucios combustibles fósiles.

Los Gobiernos están retirando su apoyo a las energías renovables, al tiempo que continúan dando enormes ayudas al petróleo y al carbón. Un grupo de empresas está presionando a la Unión Europea para que imponga aranceles a China, medida que podría frenar en seco la revolución de la energía limpia.

La industria solar, e incluso la canciller Angela Merkel, se muestran contrarios a esta iniciativa. La iniciativa quiere conseguir medio millón de firmas. Tú también puedes firmar.