Peugeot Citröen pide a Europa una normativa clara sobre coches eléctricos
El director del departamento de vehículos eléctricos y proyectos de movilidad de PSA Peugeot Citroën ha hecho un llamamiento a la Comisión Europea para que diseñe un marco legislativo y fiscal común para los coches eléctricos de todo el continente. Tales medidas deben promover la producción y las ventas de coches eléctricos.

Hay varias posibilidades, según el directivo, como una rebaja de impuestos para cualquier europeo que compre un eléctrico o un seguro de coche más barato. Los subsidios que existen en la actualidad para ayudar a la industria de los coches eléctricos son desiguales en la Unión Europea.

Si la Unión Europea de verdad quiere limitar el aumento de la temperatura global hasta un máximo de 2 ºC, debe reducir las emisiones de carbono en un 80-95 % respecto a los niveles de 1990 para 2050. El sector del transporte desempeña un papel crucial a este respecto, pues debería reducir en un 70 % las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los coches eléctricos son la forma más rentable de reducir esas emisiones a largo plazo. Aunque hay un rápido crecimiento del mercado europeo en el sector de los coches no contaminantes, pues continúa duplicándose cada año, este tipo de vehículos representarán, según las previsiones, sólo el 3-4 % de las ventas totales de automóviles en 2020.

A este respecto, Arnaud Montebourg, ministro de Industria de Francia, anunció recientemente una serie de medidas para ayudar a los fabricantes de automóviles eléctricos franceses. Esas medidas son:

    – El aumento de los incentivos para comprar coches eléctricos entre 5.000 y 7.000 euros.
    – Duplicar los subsidios a los automóviles híbridos.
    – Imposición de multas a los vehículos contaminantes.
    – Obligación de la contratación pública para sustituir el 25 % de la flota de vehículos del Gobierno por vehículos eléctricos.
    – Rápida expansión de las estaciones de carga eléctrica en todo el país.

Pero se pueden llevar a cabo otras medidas. Por ejemplo, en Noruega, se permite que los vehículos eléctricos puedan utilizar por el carril-bus y aparcar de forma gratuita en el centro de la ciudad y en las instalaciones de recarga. No todo tienen que ser medidas económicas.

Además, sería una forma de ayudar a la economía europea, especialmente, a la del automóvil, que ve cómo marcas surcoreanas como Hyundai o Kia Motors venden coches eléctricos en todo el mundo.