Piden la retirada de un fármaco que mata a aves protegidas
Los de Ecologistas en Acción están que trinan por la comercialización en España de un fármaco de uso veterinario que resulta letal para las aves carroñeras que ingieren restos de cadáveres medicados con él. Y no les faltan motivos. Además de decirlo ciencia, que dio la voz de alarma hace ya una década, está la terrible experiencia sufrida en países asiáticos, donde el fármaco Diclofenaco profujo la muerte de millones de aves carroñeras.

La gran riqueza de este tipo de aves silvestres en la península ibérica hace que el problema cobre enormes proporciones, por lo que la organización ambiental pide la inmediata retirada del mercado de dicho medicamento así como su prohibición para uso veterinario, habida cuenta de que hay alternativas farmacéuticas de similar efecto terapéutico.

En concreto, se pide a las distintas administraciones con competencias medioambientales así como a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios que tomen cartas en el asunto cuanto antes para evitar “efectos perjudiciales para nuestra biodiversidad”, explican en un comunicado.

Prohibir el medicamento

Algunos países asiáticos aprendieron la dura lección que supuso aquel episodio de gran mortandad y prohibieron el medicamento. Ahora, en un intento de que no se haya de aprender del error, se pide erradicar el fármaco que podría diezmar las poblaciones de especies carroñeras como buitres leonados, buitres negros, alimoches o quebrantahuesos, entre otras muchas.

Piden la retirada de un fármaco que mata a aves protegidas
Recordemos que España atesora las mayores poblaciones europeas de muchas de estas especies, protegidas por la legislación española y también europea. Su costosa protección mediante programas de cría que obtienen resultados muy lentamente acabaría siendo en vano si no se previene su ingesta impidiendo la utilización del Diclofenaco, sobre todo en el ganado. A su vez, la desaparición de estas aves o simplemente la merma de su población afectaría el equilibrio de los ecosistemas, que también quedarían gravemente afectados.