Sucede en el famoso Valle de la Muerte en Estados Unidos, un fenómeno curioso en el que grandes piedras se desplazan solas sobre un desierto baldío. Ni los científicos han sabido dar una explicación sobre esta singular anomalía, donde las piedras de varios kilos de peso son capaces de moverse cientos de metros completamente solas, sin ayuda de nadie.

Algunos piensan que este movimiento se debe al fuerte viento de la zona, pero eso no explica que piedras de diferente tamaño se muevan de forma paralela. Además, la física demuestra que esas piedras necesitarían vientos de velocidades superiores a 200 kilómetros por hora para poderse desplazar pocos centímetros. ¿Pero cómo es posible mover rocas de varias decenas de kilos?

Lo más curioso de todo es que nadie jamás las ha visto moverse en directo. Parece que solo son capaces de moverse si no hay nadie a su alrededor.

Piedras que se mueven solas

Piedras que se mueven solas

Piedras que se mueven solas

Piedras que se mueven solas

Piedras que se mueven solas

Piedras que se mueven solas