Pitones asilvestradas invaden Florida (vídeo)
Decenas de miles de pitones birmanas han colonizado los pantanos de Florida, una región conocida como los Everglades, donde estos ofidios de origen asiático se están convirtiendo en una amenaza para la fauna autóctona y también para la población.

En el sur de Florida se dan todas las condiciones para que el problema adquiera unas dimensiones casi incontrolables. No sólo hay un clima cálido que propicia su proliferación en grandes áreas igualmente favorables para ellas, como los pastizales y los pantanos, sino que además siguen dándose numerosos casos de mascotas abandonadas en cuanto aumenta su tamaño.

Sus dueños deciden la liberación de los animales cuando crecen demasiado (de menos de medio metro siendo crías a unos seis metros de adultas y 400 kilos de peso), además de haber otras asilvestradas que se reproducen de forma importante en este hábitat idóneo.

Mientras los cazadores se ponen las botas con las pitones, hay grupos conservacionistas que intentan capturarlas sin hacerles daño, entre otros numerosos ecologistas y también los bomberos que pertenecen a unidades especializadas, muy preparados para actuar en casos de emergencia.

Difícil solución

Además de la alarma ciudadana que lógicamente despierta la situación, las pitones amenazan con hacer desaparecer numerosas especies de aves, entre otros muchos mamíferos, pues como depredador se encuentra en la cima de la cadena alimentaria y en este entorno no tiene competencia.

Pitones asilvestradas invaden Florida (vídeo)
Como puede verse en el vídeo, se requiere una especialización a la hora de manejarlas para evitar un ataque. Tal y como explica uno de los bomberos, son animales peligrosos cuando no se conoce el comportamiento del animal. En último término, será imposible acabar con el problema si no se controla el comercio de pitones, prohibiendo su compra y atajando el comercio ilegal, si no se trabaja en información y concienciación para evitar comportamientos irresponsables.