Ayúdanos a liberar a Pizza, el oso polar más triste de China
Cada vez que veo un animal indefenso sufrir se me rompe el corazón. Quizás a ti también te pase lo mismo. Esta semana hemos conocido a Pizza, un oso polar que vive encerrado en un espacio diminuto en un centro comercial de Guanghzou, una las mayores ciudades del sur de China. Lo tienen al lado del acuario para atraer visitantes al centro, diariamente sufre los gritos de las personas que le reclaman una foto, no tiene luz natural, ni tampoco aire fresco. Por supuesto está completamente fuera de su hábitat natural. Ante estas condiciones, ha comenzado a mostrar claros síntomas de depresión. Algunos ya lo conocen como el oso más triste del mundo.

Desde hace unos meses que se viene denunciando el maltrato que está recibiendo Pizza, se movilizaron varias organizaciones internacionales para solicitar su realojo, pero los inversores del centro comercial se negaron a dejarlo marchar. Ahora, varios grupos animalistas han escrito una carta al gobernador local, Zhu Xiaodian, para exigir su liberación y el cierre del zoo del centro comercial Grandview, que retiene otros 500 animales, desde zorros árticos hasta ballenas beluga. Una petición mundial que ya ha recogido un millón de firmas gracias a todos los que comparten esta denuncia por redes sociales.

En los videos que hemos recibido de Pizza se ve al oso recorriendo el mismo trayecto de manera repetitiva, mueve la cabeza o permanece durante largos ratos mirando la ventanilla de ventilación. Está aburrido, se siente solo y además sufre estrés por las continuas molestias causadas por los visitantes. Vive en unos 40 metros cuadrados, pero solo puede caminar por un área de cemento de unos 10 metros de largo, junto a una pileta.

Si bien Pizza no puede ser puesta en libertad en su ecosistema natural, en el Ártico, porque nació y se crió en cautividad. Pero sin duda se merece una mejor vida. Si se ha decidido que no puede abandonar China, vamos a tratar entre todo de ayudarlo a encontrar un lugar dentro del país donde al menos pueda tener espacio para moverse, respirar aire puro y ver la luz del sol, pero no podemos dejar que este magnífico ejemplar de oso languidezca de esta manera, tan infeliz.

Ayúdanos a liberar a Pizza, el oso polar más triste de China
Actualización: Hemos descubierto que los osos polares están acogidos a la ley de Protección de la Vida Salvaje de China. Por lo tanto, el centro comercial Grandview viola la ley y los principios morales. Ayúdanos a liberar a Pizza del infierno en el que se encuentra.