Placas solares del futuroLa instalación de placas solares es cada vez más común y rentable, habida cuenta de las ventajas de esta energía renovable. Sin embargo, su expansión se frena en parte porque el material del que está compuesta la gran mayoría de estos paneles, silicio monocristalino, requiere un proceso de fabricación muy caro. Por ello, los científicos buscan alternativas más baratas y eficientes que puedan emplearse en los próximos años para aprovechar al máximo la energía del Sol.

En Gran Bretaña, un equipo de ingenieros está trabajando en un revestimiento de “nanoestructuras de óxido de titanio con colorante” (DSSC en sus siglas inglesas) que imita la fotosíntesis de las plantas y carece de silicio, por lo que es mucho más barato. La idea es poder rociar este material con un spray en cualquier techo de acero de almacenes, grandes superficies comerciales y fábricas, de manera que puedan aprovechar la luz solar.

Los expertos de Energy Panel explican que el sistema está compuesto de dos placas, una térmica y otra termodinámica, dentro de la misma superficie, complementándose y pudiendo funcionar de manera independiente para obtener agua caliente con el colector térmico y producir frío en el ciclo termodinámico.