Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

A la hora de preparar nuestro gran día, también tenemos una oportunidad de oro para ser ecológicos. De forma muy sencilla, verás cómo es posible celebrar una boda preciosa al mismo tiempo que se piensa en el Planeta tierra. Es una forma de festejar nuestro amor junto con un compromiso con el medio ambiente y concienciar, al mismo tiempo, a nuestros invitados de lo importante que es preservar al planeta Tierra. Lo conseguirás a través de pequeños detalles; por ejemplo, en la decoración, la elección del lugar o incluso a través de las invitaciones. ¡Toma nota!

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Las invitaciones, el punto de partida

Unas invitaciones bonitas, que reflejen a la perfección todos los datos importantes para anunciar vuestra unión, pueden ser también 100% ecológicas.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Hay muchas maneras de hacerlo, la primera, ahorrando totalmente el papel. Hoy en día, casi todo el mundo tiene correo electrónico o aplicaciones como whatsapp. En Internet encontrarás programas de diseño gratuitos que te permitirán hacer la más bonita de las invitaciones en formato electrónico. Para aquellas personas que aún no tengan e-mail o si te sigue gustando más la manera tradicional de dar las invitaciones en papel, compra tarjetas de papel 100% reciclado e imprime o escribe sobre ellas vuestros nombres, el lugar, la fecha y todos los datos que consideres precisos. Si quieres ahorrarte una cantidad importante en la impresión de todas estas invitaciones, comienza meses antes de tu boda a hacerlas tú mismo/a a mano. También puedes decorarlas con elementos naturales, como pétalos de rosa secos o ramas. Será una manera totalmente personalizada y muy original de dar las buenas nuevas a tus seres queridos.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Otra alternativa es colaborar con ONG. Muchas ya lo hacen y destinan el dinero a causas benéficas, ¡y encontrarás entre ellas diseños espectaculares para tus invitaciones!

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Los regalos para dar a los invitados

Si te gustaría dar a tus invitados algún recuerdo para que no olviden este gran día, apuesta por objetos ecológicos. Una buena idea puede ser jabones artesanos con ingredientes 100% naturales, que incluso puedes hacer tú mismo/a en casa con un poco de planificación. También puedes regalar un tarro de miel ecológica, semillas para plantas con una guía rápida sobre cómo plantarlas, o velas caseras.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

En caso de que no tengas tiempo para elaborarlos por ti mismo/a o estas ideas no te gusten, ya hay empresas que proponen regalos para invitados de boda ecológicos. Los encontrarás a buen precio. Algunas propuestas son:

– Un bloc de notas de papel totalmente reciclado.
– Tarritos de vaselina ecológica de aromas.
– Un pequeño cactus o una planta en maceta en tamaño mini.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Botellas de licor ecológico.
– Unas tarjetas de papel reciclado con tus recetas preferidas, que podrás escribir previamente, puedes dar una diferente a cada invitado.
– Un trocito de pastel confeccionado en tu localidad envuelto en una caja de cartón ecológico.
– Una carta o poema personalizado para cada invitado, puedes incluir una caricatura de una foto vuestra con ellos. En Internet, encontrarás programas que convierten tus fotos en caricaturas.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

El momento del día también es importante

No puedes perderte la magia que la luz natural dará a tu boda. Los colores lucirán más bonitos, los invitados más favorecidos y todo el escenario será mucho más natural si lo celebras bajo el sol. Una boda de día es mucho más ecológica porque estaremos aprovechando la luz natural y ahorraremos en electricidad. Además, será también un ahorro para tu bolsillo. Elige un día de verano o primavera, en el que no haga demasiado calor y disfruta de tu día especial.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Escoger el lugar para la ceremonia

Esta opción es muy importante si quieres realmente celebrar una boda lo más ecológica posible. Hay fincas especializadas en bodas de este tipo, pero bastará con que elijas el lugar más cercano para los invitados, así ahorrarás mucho dióxido de carbono a la atmósfera en los desplazamientos.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Lo ideal -y lo más bonito, para muchas novias y novios- es que sea al aire libre, así podrás personalizar tu boda según tus gustos y dejarás que la propia naturaleza sea asimismo testigo de tu felicidad. Por ejemplo, un campo, una playa o un lugar de bodas al aire libre y con buenas vistas. Aprovecharéis más el tiempo y os quitaréis el engorro de mover a todos los invitados si la ceremonia es el mismo sitio que el banquete. Entre una cosa y otra, podréis aprovechar para haceros fotos o hablar más con los invitados.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Un banquete a base de comida orgánica

Igualmente, encontrarás fincas o caterings que ofrecen un menú totalmente orgánico y local, marcando así su compromiso por la naturaleza. Darás a tus invitados el menú más natural, sabroso y saludable posible con productos de temporada y materias primas libres de químicos y pesticidas.
Es muy importante que todos los productos estén cultivados o sean propios de la zona donde vas a celebrar tu boda, así apoyarás los productos locales y te saldrá más barato, al ahorrarte el costo de transporte. Además, es mucho más bonito y auténtico hacer un homenaje el día de tu boda a las especializaciones de tu lugar de origen o de residencia o el de tu pareja. Tanto a los invitados que vengan de fuera como a los que sean de tu tierra, les encantará.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

No olvides incluir la opción del menú vegetariano. No sólo porque ya cada vez más personas han dejado de comer carne o pescado, sino porque así estarás animando a los invitados a comer delicatessen sin necesidad de probar la carne, ya que producirla tiene un alto costo ambiental. Una opción que te proponemos es hacer todo el menú a base de pequeños platos, como pinchos y puestos temáticos.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

A pesar de que puede haber mesas para que la gente se siente si está cansada, la idea de poner una especie de “feria” con puestos de comida diferente lo hará la boda más original, fomentará la interacción y conversación entre los invitados y, si es al aire libre, os permitirá disfrutar del entorno. Quizá puede haber unos camareros con bandejas proponiendo diferentes aperitivos (intenta que la mayor parte de éstos no contengan carne, aunque algunos sí, para paliar la huella ambiental y demostrar que con verduras y otros elementos podemos comer auténticos manjares), pero también puedes habilitar y decorar curiosos puestos para que cada invitado los vaya descubriendo y coja lo que quiera.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Por ejemplo:

– Una caseta o puesto de quesos locales. Coloca carteles con papel reciclado informando de cuál es cada queso y quizá una breve descripción o tres características del producto. Puedes acompañarlo con cestas de mimbre con varios tipos de pan (colines, pan de pueblo, biscottes…)

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Recuerda poner velas ecológicas que repelan a los insectos para que moscas y avispas no se posen en la comida.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Un puesto de arroces, para el que necesitarás un camarero. Elige 3 ó 4 formas de cocinar el arroz, incluyendo las vegetarianas, y haz que tus invitados se relaman queriendo probarlo todo. Además, este puesto te garantizará un ahorro, ya que seguramente te cuesta menos que el típico menú de solomillo y pescado, será mucho más original y minimizarás el consumo de carne y pescado en tu boda.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Un puesto de pasta con elementos de la tierra. Igualmente, un cocinero puede elaborar tres o cuatro tipos diferentes de pasta, quizá más originales que los típicos (fideuá de verduras, ravioli al romero o tortellini de calabaza, por ejemplo), con productos orgánicos y locales. Una manera de llegar al paladar de tus invitados y de ahorrar dinero en las materias primas.

– Un puesto de sushi. Muchos tipos de sushi pueden hacerse con productos locales y también puede ser vegetariano. Es muy sencillo de preparar y destacará por su originalidad.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Un puesto de cazuelas de legumbres o sopas frías y calientes. Aunque las legumbres pueden resultar pesadas, servidas en forma de pequeñas cazuelitas, serán un aperitivo perfecto. Opta por las legumbres de la zona y las recetas de donde lo celebres. Por ejemplo, las fabes con almejas si eres asturiano o los judiones con pulpo, que son riquísimos y elegantes, para una boda en Galicia. Sólo tendrás que mantenerlas calientes sobre una plancha solar.

– Un puesto de aperitivos totalmente vegetarianos. Otra forma de ahorrar la enorme cantidad de carne que se usa en una boda, con su consecuente gasto en agua, y de sorprender a más de un invitado “carnívoro”. Igualmente, la selección dependerá de tu zona. algunos de ellos pueden ser: hojaldres de espárragos trigueros con tomates secos, hummus de cacahuete, endibias rellenas de guacamole, galletas de aceitunas, mascarpone y parmesano o tartar de aguacate.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Un puesto de cazuelitas de ensalada. ¿Quién dijo que la ensalada era aburrida? Bien presentada, en bellas cazuelitas, puede lucir como el plato más elegante del mundo. ¡Y más delicioso! Ni siquiera necesitarás camarero para este puesto, simplemente elaborar las ensaladas con productos locales y de temporada, incluyendo verduras, hortalizas, incluso frutas. Planea dos o tres tipos. Puedes incluir en cuencos aderezos extra para la ensalada (trozos de queso, picatostes, tiras de pimiento…) y todo tipo de salsas en botellas artesanas y frescas para que cada uno se lo aliñe al gusto.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Un puesto de dulces. Por ejemplo, chocolates o dulces propios de la zona que pueden hacer artesanalmente en tu pastelería de confianza. Si te casas en Ávila, ofrece dulces como las yemas de Ávila o las pastas de té. Si lo haces en Asturias, no olvides los frixuelos, unos cazuelitos de madera con arroz con leche o los carbayones. Seguro que en tu región hay una colección típica e increíble de dulces que harán las delicias de tus invitados y los ayudarán a conocer mejor vuestros orígenes.

Esta idea hará que, cuando los invitados hayan acabado de comer, muchos de los productos puedan volverse a utilizar, sin comportar un derroche en comida que va a parar a la basura. Si aun así prefieres la forma tradicional de menú cerrado, piensa cuánto puede comer de media un invitado (la mayoría de los invitados ya están casi llenos cuando acaba la primera recepción). Es una pena desperdiciar toda esa comida, así que puedes dar un menú rico y suficiente, pero no demasiado. Si vas a poner carne y pescado, elige sólo una opción. Es preferible dar un menú más comedido y que, unas horas más tardes, ofrezcas una recena de bocadillos, postres o chocolate con churros, a que se dejen todo y tengan hambre al final de la boda.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Igualmente, la tarta nupcial no debe ser muy grande y puede ser sencilla. Muchos invitados no tienen ganan de comer postre después de todo lo ingerido en el banquete.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Respecto a los cubiertos y platos, no uses ningún elemento desechable, ni siquiera las servilletas, ya que son mucho más ecológicas y elegantes las de tela.

Si quieres que tu boda esté marcada por una buena acción, ponte de acuerdo previamente con tu servicio de catering que la comida sobrante será enviada a una ONG para alimentar a gente con necesidades.

¿Y las bebidas?

Te recomendamos inaugurar la recepción con el cóctel de la fruta de temporada y de la zona que más te guste. Si es en verano, ¿qué tal uno de albaricoques o sandías locales?

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

El vino puede ser orgánico y siempre producido a un máximo de 100 kilómetros de donde te casas. También puedes sorprender a los invitados con algún digestivo local y totalmente artesano.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Escoge bien los invitados

¿Realmente queremos ver en nuestro día especial a aquel compañero de nuestro antiguo trabajo con el que no hemos hablado en años o esa prima lejana con la que no podemos recordar ni un momento juntos? Tu boda será más especial si la haces más íntima. Además, podrás hacer más fácilmente parte de las propuestas de esta lista, como las invitaciones o detalles artesanos. Invita sólo a quienes os conozcan bien y se alegren de corazón por vuestra unión. Ahorrarás mucho en gastos y estarás dando un respiro al Planeta. Así, podrás hablar más con la gente verdaderamente importante para vosotros durante el gran día.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

La decoración del evento, totalmente natural

Si eliges un lugar al aire libre con bonitas vistas, apenas tendrás que aportar decoración adicional. El gasto ambiental en flores de boda es también enorme, así que puedes:

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Elegir otros elementos de la naturaleza: piedras de río, piñas, ramas… que consigan un entorno precioso.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Adornar con centros de mesa o flores en macetas para que no mueran.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Contratar o encargar a alguien que lleve las flores y decoración de la ceremonia a la parte del banquete, para reutilizarlas y que el gasto no sea doble.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Escoger flores que provengan de tu zona, para al menos minimizar los costos del transporte

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

El vestido y las joyas, prestado

¿Realmente queremos comprar un vestido de novia o novio que nos vamos a poner sólo una vez? Es un enorme gasto innecesario. Podemos ser la novia más guapa del mundo y guardar el vestido como recuerdo a través de las fotos si lo alquilamos o lo pedimos prestado. Un vestido alquilado de colección bonito puedes encontrarlo por 300 euros, un ahorro muy significativo que además estará evitando una producción innecesaria. También hay redes y foros de personas que tienen su vestido en casa y pueden alquilártelo o prestártelo.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Habla con las personas más importantes de tu boda (madrina, damas de honor, invitados cercanos, padrino) e invítales a que hagan lo mismo. ¡El ahorro que conseguiréis lo podéis invertir en cosas mucho más interesantes!

Recuerda que los tejidos más ecológicos son el algodón orgánico, la seda o el lino.

El transporte de los novios

Para muchas personas, el llegar en limusina ya no se lleva. Podríais optar por opciones más ecológicas, como un carro, una bicicleta con asiento para la novia o un tuc-tuc tailandés.

El transporte de los invitados

Piensa por un momento cuanto dióxido de carbono emitirán a la atmósfera todos los invitados de tu boda, especialmente si algunos de ellos vienen del extranjero o del norte de España y tú celebrarás tu boda en el sur. Para los invitados que vivan en tu localidad, puedes contratar un autobús de la zona que quede en recogerlos en un punto intermedio a una cierta hora (planea flexibilidad, algunos invitados son muy impuntuales). Esto hará que ahorres que miles de coches se muevan hasta tu boda. Además, este autobús puede llevarlos también, lo que hará que puedan tomarse un par de copitas.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Para aquellos que vivan fuera, coordínalos por e-mail meses antes de la ceremonia. Muchos pueden ponerse de acuerdo y venir en un mismo coche (incluso si no se conocen). Con un poco de planificación, podrás hacer que todos los invitados lleguen a tu boda sin haber contaminado en exceso.

Las fotografías, mejor en digital

Con una cámara digital, podréis hacer millones de fotos. Después de que haya pasado la boda, puedes enviar a cada invitado por correo electrónico las más bonitas con ellos y incluso algunas vuestras. Si quieres alguna en especial para colgar en el salón, puedes imprimirla, pero no es necesario sacarlas todas en papel. Evita las cámaras desechables porque su producción es, a la larga, muy contaminante.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

La música, mejor en directo

Un equipo de música y grandes altavoces consumirán muchísima electricidad. Si tienes la ocasión, quizá podrías darle un toque más auténtico a tu boda con una banda en directo. Además, hay músicos que ya trabajan bajo el precepto ecológico y tienen equipos de sonido de bajo consumo. Pide presupuesto.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

Otras ideas para tu boda ecológica

Para hacer de tu evento especial algo único o inolvidable, puedes llevar a cabo ideas de lo más original:

– Recrea un rincón para niños. Puedes recopilar para ello algunos juguetes que te dejen tus conocidos, como mesas, trenes o coches, un rincón para pintar con pinturas (¡que no manchen!) y folios reciclados… así los pequeños también se divertirán e interactuarán entre ellos.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Un rincón de fruta que puedes poner en lugar de los tradicionales detalles a los invitados. Cuando entren en el banquete, puedes hacer que cojan una cesta o fruta y se sirvan sus piezas locales y de temporada preferidas en un puesto de frutas. Esta original idea dará colorido a tu boda.

– Imprime un puzzle con vuestra foto en madera reciclada. Esta idea te evitará comprar el típico libro de dedicatorias de boda. Se trata de una foto vuestra en forma de puzzle donde cada invitado podrá firmar en la parte posterior, una pieza por invitado. Cuando lo forméis de nuevo, tendréis todas las firmas en la parte trasera de vuestra foto.

Planear una boda 100% ecológica, ¡es posible!

– Otra idea para la decoración que encantará a tus invitados será recuperar fotos ya imprimidas (con ellos, vuestras…), pegarlas sobre cartulinas y formar con lana hileras para colgar. A los invitados les encantará verse.

El viaje de novios, también ecológico

Una vez casados, también podemos continuar siendo ecológicos. Una de las opciones es no viajar demasiado lejos de casa, para minimizar la huella de carbono y aprovechar para conocer regiones cercanas a casa que aún no has visto o profundizar en ellas. Otra idea sería contratar un viaje de ecoturismo, donde haréis cosas como bañaros en entornos naturales y rutas en bicicletas.