Planificar las migraciones ante el cambio climático
Expertos de la Universidad de Florida han hecho un llamamiento a todos los Gobiernos para que tengan en cuenta las consecuencias que va a suponer el cambio climático, en especial, en lo que respecta a la necesidad de planificar los grandes movimientos de población que, según un estudio, ocurrirán a causa del aumento de la temperatura global y todos los fenómenos climatológicos que conllevarán.

Según los expertos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, la temperatura global del planeta aumentará algunos grados hasta el año 2100, lo que obligará a poblaciones de todo el mundo a emigrar. Los movimientos de gran cantidad de gente de un lugar a otro pueden resultar muy complicados. En los últimos años, han llevado a la pobreza extrema a millones de personas. Por todo ello, los científicos de la Universidad de Florida que han elaborado el informado, los Gobiernos deben tener en cuenta en sus políticas toda esta migración forzada que se producirá en los próximos años.

Los científicos han estado estudiando los movimientos de la población de los últimos cincuenta años, en especial los relacionados con el reasentamiento de la población tras desastres naturales o la instalación de infraestructuras. El grupo de investigación ha concluido que esas actividades de reasentamiento en el pasado dejaron a muchas comunidades en la ruina y que las autoridades tienen que aprender de la experiencia del pasado para proteger a las personas que se verán obligadas a desplazarse a causa del cambio climático en los próximos años.

El antropólogo Anthony Oliver-Smith ha señalado que los efectos del cambio climático serán experimentados por muchas personas como si fueran desastres y ha añadido que mucha gente tendrá que moverse en respuesta a tormentas intensas, al aumento de las inundaciones y a las sequías que harán la vida imposible en muchas regiones.

El antropólogo no sólo se refiere a proveer de comida y alimento a esas poblaciones desplazadas, sino también a la adaptación social, política y cultural, ya que estas migraciones son complejas y hay que tener en cuenta todos los aspectos del ser humano.

En definitiva, lo mejor será planificar estos desplazamientos que se van a producir. Para ello será esencial que funcionen los mecanismos financieros promovidos por instituciones como el Banco Mundial. Hay que tener en cuenta, por último, que cada vez serán más las personas que se desplacen y el esfuerzo de financiación también será mayor.