Plantas solares más sostenibles gracias al biometano
Parece que todo son ventajas con la integración del biometano en plantas termosolares de concentración, cuya tecnología se basa en colectores focalizadores para la producción de electricidad a partir de la energía solar canalizada a través de un generador convencional. Su aplicación práctica tiene fecha y lugar: Castilla-La Mancha, en la planta de de Manchasol, que pertenecen al proyecto Hysol. Allí se va a construir una planta para probar sus pretendidas bondades: más eficiencia y productividad sin tantas emisiones, es decir, una mayor sostenibilidad.

No en vano, España es un país pionero en esta tecnología y, aunque su aplicación será preindustrial, el objetivo es precisamente el contrario: intentar impulsar esta variante de la energía solar gracias a las ventajas del biometano.

Apuesta por el bioetanol

Según los expertos que lideran el proyecto, científicos españoles coordinados por la empresa ACS-Cobra, se reducirían costes económicos y ambientales. Antes, sin embargo, hay que comprobarlo en la práctica, y no se podrán sacar conclusiones definitivas hasta que se cubran todos los pasos del proceso: el desarrollo, construcción, operación y optimización de la mencionada planta preindustrial. Un proyecto que cuenta con más de 9 millones de euros de prespuesto y tendrá una duración de 3 años.

Plantas solares más sostenibles gracias al biometano
Si todo sale según lo previsto, este nuevo concepto de planta híbrida termosolar-biometano permitirá probar el coportamiento de combustibles biomásicos en fase gas (biometano, biogás, syngas) como fase inicial para hacer rentable la tecnología a escala comercial.

Con este intento se acabaría con el gran problema de fuerte dependencia de los ciclos solares, ciclos estacionales y las condiciones meteorológicas que tienen este tipo de plantas. En contra de lo que suele hacerse, los sistemas de almacenamiento térmico no se alimentarían con gas natural, un combustible fósil, siono con fuentes de energía renovables. Así, puesto que el proyecto tiene como objetivo reducir costes y contaminar menos, la integración se realizará mediante tecnología de ciclo combinado, con lo que no se perdería capacidad de producción.