Polémica con el certificado PEFC de gestión forestal
Greenpeace y Ecologistas en Acción han denunciado que el certificado PEFC avala la gestión forestal irresponsable. Esta denuncia puede desatar una fuerte polémica. Según estos dos grupos ecologistas, la empresa forestal Silvasur ha renovado su certificado PEFC que avala una “gestión forestal sostenible” tras destruir los recursos naturales en la Sierra de Huelva. Ha sido la empresa auditora AENOR la que ha renovado el certificado PEFC de gestión forestal sostenible a Silvasur, una filial del grupo papelero ENCE.

“El sistema de certificación PEFC, AENOR y Silvasur se están burlando del ciudadano. Pretenden engañar al consumidor y llamar sostenible a algo que es el ejemplo de lo que no habría que hacer”, ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques y Clima de Greenpeace España. “Los compradores de papel y madera deberán identificar ahora al certificado PEFC con los irresponsables aterrazamientos llevados a cabo en la Sierra de Huelva donde se han eliminado cientos de ejemplares de alcornoques, madroños, brezos, etcétera, con importantes movimientos de tierra que han destrozado el perfil de las laderas y han alterado gravemente el recurso suelo y el paisaje”.

A finales de 2009, las organizaciones Ecologistas en Acción y Greenpeace ya presentaron una reclamación ante el sistema PEFC donde se exponían los incumplimientos de los estándares de gestión forestal que han permitido a Silvasur obtener este certificado. Además, parte de las actuaciones denunciadas se localizaban en el interior en diversas fincas incluidas dentro del Paisaje Protegido de Río Tinto, de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA). Hasta la fecha, Silvasur no ha respondido a la reclamación, algo que, según parece, es irrelevante para el sistema PEFC.

“Parece que el sistema PEFC quiere que su sello se identifique con deforestación, ausencia de rigor y falta de transparencia”, ha señalado Raúl Navarrete, de Ecologistas en Acción. Y ha añadido que es que “la Junta de Andalucía permita que se atente contra los espacios protegidos y que permanezca totalmente impasible”.

El descrédito del sistema de certificación forestal PEFC se está produciendo también a partir de polémicas producidas en otras latitudes debido a la falta de rigor de sus estándares y la escasa transparencia de sus procedimientos. En Indonesia, donde no existen plantaciones certificadas PEFC, este sistema ha autorizado el uso de su logotipo a una empresa papelera, Asia Pulp and Paper, que está implicada en la tala de la selva tropical y la destrucción de bosques de turbera para suministrar madera a sus fábricas de papel.

El sistema de certificación PEFC avaló hace unos meses la madera del vallado utilizada en el recorrido de los encierros de San Fermín.