Precio récord por un atún rojo: 570.000 euros
Un atún rojo fue vendido por el precio récord de 736.000 dólares (más de 570.000 euros). ¿Adivináis dónde? Efectivamente, en Japón. La cifra casi duplica el máximo precio pagado hasta ahora por un ejemplar de atún rojo, una especie amenazada. ¿Se debe seguir pescando el atún rojo? ¿Qué sentido tiene pagar esa cantidad de dinero?

El atún rojo es utilizado, principalmente en el país nipón, para elaborar un tipo de sushi altamente cotizado. Lógicamente, fue el dueño una cadena de restaurantes de este tipo de comida, llamado Kiyoshi Kimura, el que ha pagado la absurda cifra. Es la primera subasta del año en el tradicional mercado de pescado de Tsukiji, en Tokio.

También se batió en dicha subasta el récord del precio pagado por kilo. El atún pesó unos 269 kilogramos. Por tanto, el precio era de más de 2.700 dólares por kilo (más de 2.000 euros el kilo).

Japón se resiste a las propuestas internacionales de suspender el comercio de atún rojo atlántico (T. thynnus), alegando que ello perjudicaría gravemente su economía, del mismo modo que se niega a dejar de cazar ballenas.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) señaló en 2011 que cinco de las ocho especies de atún están en riesgo, entre ellas, el atún rojo atlántico, clasificado como especie amenazada, y el atún rojo del sur (Thunnus maccoyii), clasificado como especie en peligro crítico.

Según la IUCN, no hay voluntad por parte de países, pescadores, restaurantes, etc. Hay mucho dinero en juego. Demasiado. Muchas poblaciones de atunes son explotadas por compañías pesqueras multinacionales cuya regulación, desde un punto de vista político, es extremadamente difícil. Así seguiremos hasta que ya no haya ningún atún que pescar. Las tres especies existentes de atún rojo están a un paso del colapso si se continúa con la pesca excesiva. El atún rojo del Sur ya casi ha colapsado y hay pocas esperanzas de que se recupere. Por lo visto, vamos a por el siguiente.

Japón es el mayor consumidor de pescado en el mundo. Se calcula que cerca del 80% del atún rojo pescado en el Atlántico y el Pacífico acaba en Japón.