Premios Fundación Yves Rocher a la labor ecológica de las mujeres
La Fundación Yves Rocher entrega, desde 2001, un galardón con el objetivo de potenciar la conciencia ecológica de aquellas mujeres que promueven programas enfocados a preservar nuestra naturaleza, respetuosos con el medio ambiente y de gran valor para las comunidades en las que se desarrollan. Ya han sido premiadas más de doscientas mujeres por acciones de protección y preservación del mundo vegetal desarrolladas en más de cincuenta países del mundo.

En esta séptima edición del Premio Tierra de Mujeres en España, entre las finalistas al premio, se encuentra el proyecto de Bosque Modelo en Tierra de Pinares. Dentro del Año Internacional de los Bosques, la Fundación ha querido premiar la labor del Bosque Modelo Urbión.

En el caso del Bosque Modelo Urbión, la embajadora de la iniciativa fue Sonia Martel Martín, gerente de la Asociación Monte Modelo Urbión. El trabajo realizado durante el año 2010 en el territorio de Pinares, entre las provincias españolas de Burgos y Soria, consistió en la elaboración participada del documento base para la solicitud de la Reserva de la Biosfera Urbión y en el diseño de un sistema de información que contribuya a la dinamización del mercado de la madera. La dotación de tres mil euros se invertirá en el desarrollo del Plan Estratégico de la Reserva de la Biosfera y la aplicación al territorio de las medidas acordadas en las jornadas de participación.

Durante la entrega de premios se resaltó la labor de las mujeres en el medio rural, portavoces de la cultura y motores de desarrollo y evolución, manteniendo siempre un compromiso con la tierra y las tradiciones. Este premio es una dedicatoria a todas las voces femeninas que con su esfuerzo modelan el futuro de los pueblos y luchan por un mundo rural vivo.

El primer premio recayó sobre la iniciativa de África Directo, presentada por Mafalda Soto, por el desarrollo de un huerto comunitario para abastecer un hospital rural del sur de Malawi. La Asociación El Colletero de Nalda (La Rioja) recibió el segundo premio por la recuperación de las huertas del Iregua y la creación de una cooperativa de servicios agrícolas.