Preparar un híbrido para que se pueda enchufar
Plug In America (Enchufando América, en traducción libre) es una asociación de conductores que se ha propuesto un objetivo: convencer al resto de estadounidenses de que convertir un híbrido convencional en un coche eléctrico es una buena idea. Sus miembros conducen diferentes marcas, como Honda o Ford, pero lo importante es que conducen y se desplazan sin contaminar y defienden, tanto un aire más limpio, como la independencia energética.

Antes de 2008, se reunieron de manera informal gracias a internet y a portales como dontcrush.com y saveEV1.com. Después, se unieron en la Asociación de Vehículos Eléctricos. Plug In America se convirtió, por fin, en una asociación sin ańimo de lucro con sede en California, uno de los estados que más apuesta por las energías renovables. Desde Plug In America, presentan algunas buenas razones para adquirir un coche eléctrico… o transformar un híbrido.

Un vehículo eléctrico se puede enchufar a la red y obtener energía limpia, asequible y desde casa para la propulsión del vehículo. Los híbridos enchufables pueden ser una buena opción para conductores que necesiten recorrer muchos kilómetros cada día. Los híbridos convencionales no son tan buena idea, ya que toda su energía se obtiene de la gasolina. No contaminan cuando van a baja velocidad, es verdad, pero tampoco se pueden recargar desde un enchufe doméstico o desde una electrolinera. Por ello, desde Plug In America promueven el cambio a un híbrido enchufable.

Tanto los eléctricos como los híbridos enchufables son seguros y no dependen de las variaciones en el precio de la gasolina. Además, el mecanismo es más sencillo, pues no hay motor, ni transmisión, bujías, válvulas, tanque de combustible, tubo de escape, distribuidor, motor de arranque, silenciador, convertidor catalítico… Por tanto, es más difícil que se estropee.

Y, claro, no hay que olvidar el beneficio al medio ambiente. Son vehículos con cero emisiones de gases contaminantes. Son limpios, ecológicos. A la larga, son más baratos, ya que se espera que los hidrocarburos sigan subiendo de precio.

Algunos modelos híbridos convencionales se pueden transformar en enchufables. Entre otros, algunos de General Motors, Nissan o Mitsubishi. Desde Plug In America, animan a la conversión.