Primera planta de energía solar con sal fundida para conducir el calor
La compañía multinacional italiana Enel ha inaugurado en Priolo Gargallo (Sicilia, Italia) la central solar de Archimede, la primera en el mundo en la que se utiliza la tecnología de sal fundida como fluido de transferencia para conducir el calor. Las sales fundidas utilizadas en el sistema son una mezcla de nitratos de sodio y potasio, que puede acumular el calor por períodos prolongados. La empresa ha asegurado en un comunicado que la instalación también es pionera en integrar una instalación de ciclo combinado de gas y una central termosolar para la generación de electricidad.

El gran avance de la central Archimede es que puede recoger y almacenar el calor del sol durante varias horas y luego generar electricidad de noche o con el cielo cubierto. De este modo se supera una de las principales limitaciones de la energía solar: su dependencia de las condiciones meteorológicas o del momento del día. La capacidad de esta planta solar es de 5 megavatios, lo que representa un ahorro equivalente a 2.100 toneladas de petróleo. Así mismo, las emisiones de dióxido de carbono se reducen en 3.250 toneladas.

A la inauguración de la central acudieron el director general de Enel, Fulvio Conti, la Ministra de Medio Ambiente de Italia, Stefania Prestigiacomo, el Presidente de la Provincia de Siracusa, Nicola Bono, y el alcalde de Priolo Gargallo, Antonello Rizza.

La tecnología termodinámica solar utiliza una instalación de espejos parabólicos (un campo de unos 30.000 metros cuadrados) para concentrar los rayos del sol en unas tuberías que contienen un líquido. Éste es almacenado en unos depósitos o tanques especiales y es utilizado posteriormente para alimentar un generador de vapor. El vapor de alta temperatura y presión de las unidades de la turbina en la central eléctrica de ciclo combinado adyacente genera la electricidad cuando es necesario, reduciendo así el consumo de combustibles fósiles. Esta tecnología especial utilizada en la planta de Priolo Gargallo fue desarrollada por Enea.