Primera planta del mundo de biocarburantes a partir de orujillo
El pueblo cordobés de Cañete de las Torres contará con la primera planta de biocarburantes provenientes de orujillo del mundo. La Junta de Andalucía aportará 1,4 millones del total de 14 que costará el proyecto. La empresa Cardiles Oil Company desarrollará en el citado municipio la tecnología Kurata para el reciclaje de biomasa y la obtención de biocombustibles de segunda generación.

La iniciativa destaca por el mínimo consumo energético, el uso de materia prima autóctona (es decir, el orujillo) y por no consumir agua. La planta evitará la emisión a la atmósfera de más de 26.000 toneladas de dióxido de carbono. Este sistema permite procesar prácticamente todos los residuos para obtener biocarburantes, diésel, gasolina y queroseno, y ha sido probado con éxito en Japón en el tratamiento de fuel pesado, plásticos y aceites minerales. Sin embargo, es la primera experiencia comercial en todo el mundo con biomasa. “Se trata de una iniciativa pionera que colocará a Andalucía en una posición de liderazgo en cuanto a la capacidad y plazo de producción de biocarburante de segunda generación, ya que la planta es la única de este tipo en el ámbito nacional y producirá 10.000 toneladas al año de biocarburante”, han señalado desde la Junta de Andalucía.

El sistema pretende ser beneficioso, tanto económica como medioambientalmente, ya que se obtiene combustible rentable, con un proceso limpio y cuidadoso con el medio ambiente, generando riqueza de residuos de la agricultura, ganadería e industria, que resultan contaminantes y perjudiciales para el medio ambiente. Esta misma empresa tiene previsto desarrollar otro proyecto en Almería, con el objetivo de procesar cerca de 200.000 toneladas al año de residuos vegetales procedentes de los invernaderos. También hay proyectada una planta de producción de carburantes a partir de aceites minerales usados y plásticos en Barajas de Melo (Cuenca).

Cardiles Oil Company invertirá 14 millones de euros en la construcción de la planta de Cañete de las Torres y está previsto que se concluya en noviembre y que comience procesando 40.000 toneladas de orujillo al año. El suministro de orujillo está garantizado a lo largo de todos los años de vida de la planta gracias a un acuerdo que la empresa ha cerrado con el Grupo Santamaría.