Primeros amagos para reducir la contaminación en Barcelona
Tanto Madrid como Barcelona, las dos principales ciudades de España, tienen un grave problema de contaminación. La Unión Europea espera que se tomen, sin más dilación, medidas efectivas para paliar el problema. El Ayuntamiento de Barcelona ya se ha puesto en marcha. El de Madrid, como es habitual, va a la zaga.

Una de las medidas que baraja el Ayuntamiento de Barcelona para reducir la contaminación es prohibir la circulación de los vehículos con más de diez años de antigüedad. Se espera reducir, con la medida, la emisión de gases como los dióxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas PM10, según ha afirmado la responsable de Medio Ambiente, Imma Mayol. Supongo que a los que hayan podido comprarse un coche últimamente, es decir, a los que no tengan problemas de dinero, no les resultará una medida muy molesta. A los que no les haya afectado la crisis, vamos.

Es una de las medidas que se incluyen en el Plan de Energía, Cambio Climático y Calidad del Aire 2011-20, que incluye 108 proyectos. Se pretende ahorrar un 9% del consumo energético, disminuir en un 16% las emisiones de los gases que contribuyen al cambio climático, un 25% las emisiones de NOx y un 41% las de PM10, todo ellos respecto a 2008.

Pero, aparte de este plan global, el Ayuntamiento barcelonés planea aplicar medidas más inmediatas para reducir la contaminación más dañina para la salud. Además de la ya explicada, se colocarán radares ambientales que informen a los conductores de las emisiones de NOx y PM10 de sus vehículos, para lo que se fotografiará la matrícula.

Además, pedirán medidas a los ministerios de Industria y de Medio Ambiente para que en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) se controlen estos contaminantes y prohibir circular, si es el caso, a los que emitan más gases perjudiciales para la salud.

Sin embargo, de momento, las autoridades públicas no se plantean instaurar un peaje de entrada en coche al centro de la ciudad como se hace en otras grandes ciudades europeas. La pela es la pela… Y este tópico vale para toda España. Nadie se atreve a tocar el bolsillo de los votantes y menos aún cuando hay elecciones a la vuelta de la esquina. ¿Y la salud? ¿Qué pasa con la salud?