Producción de biodiésel en Maripán, Colombia
Maripán, Colomibia, municipio del departamento del Meta. En julio de 1997, se produce la que se conoce como Masacre de Mapiripán, en la que fueron asesinados ciudadanos inocentes por grupos paramilitares provenientes de diferentes partes del país. Según el máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia, los grupos paramilitares fueron favorecidos por la complicidad del ejército, la policía, algunos habitantes y funcionarios públicos y de asesores norteamericanos.

Durante años, los casi dos mil habitantes de Mapiripán sufrieron la violencia de grupos militares de ambos bandos y, además, a menudo, falta de corriente eléctrica estable. De media, la electricidad sólo llegaba a la localidad unas seis horas al día. La Fundación Poligrow comenzó, en 2008, un proyecto para producir biodiésel gracias al cual el suministro de energía ha aumentado hasta las 16 horas. Se espera que en 2012, buena parte de los ciudadanos de Mapiripán puedan tener energía todo el día.

La empresa Poligrow se dedica a la siembra de palma. Vio una oportunidad de negocio, al tiempo que de mejora de los problemas sociales y ambientales en la región y creó la Fundación Poligrow, a través de la que se quiere mejorar la calidad de vida de las comunidades marginales, promocionando el desarrollo de proyectos social y ambientalmente sostenibles.

En 2009, con el proyecto “Autoabastecimiento de energía eléctrica con aceite vegetal de cultivos locales en Mapiripán”, Poligrow resultó ser uno de los 26 ganadores del Concurso de Innovación Energética IDEAS, impulsado por GVEP International, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ). Se trataba de autoabastecer a Mapiripán de energía limpia a partir de aceite vegetal extraído de cultivos locales.

Con este proyecto, no sólo se ha conseguido luz y electricidad, algo impensable hace unos años, sino una mejora en la calidad de vida: permite refrigerar productos de buena calidad para conservarlos a un menor coste. Además, las personas pueden ser más productivas, pueden leer, estudiar o trabajar por la noche, pueden congelar sus alimentos. Las ventas de electrodomésticos ha aumentado en el pueblo.

En definitiva, se desarrolla una región devastada por la violencia mientras se apuesta por una energía renovable. El apoyo a la economía sostenible en compensación por décadas de muerte por parte de guerrillas, ejército, paramilitares y narcos.