Producir plásticos ecológicos
Un equipo de científicos de la Universidad de KAIST, en Seúl, ha logrado producir un plástico ecológico (polímeros) a través de la bioingeniería, lo que les ha permitido prescindir de los combustibles fósiles. Estos polímeros son macrocélulas orgánicas que se fabrican a partir de los plásticos de uso común, como bolsas de un supermercado o botellas de agua.

La investigación, que ha sido publicada por la revista Biotechnology and Bioengineering, se ha centrado en el Ácido Poliláctico o PLA. Este no es más que un polímero formado por moléculas de ácido láctico que se degrada con relativa facilidad en contacto con el agua y el óxido de carbono.

Según el profesor Sang Yup Lee, tenían que buscar una forma de crear polímeros a base de biomasa renovable, pues tirar de combustibles fósiles producidos en una refinería a través de procesos químicos origina un gran problema para el medio ambiente.

El PLA es biodegradable y poco tóxico, lo que lo convierte en una buena alternativa frente a los plásticos producidos a base de petróleo. Veremos si en un futuro no muy lejano se empieza a utilizar con asiduidad, pues nuestro planeta lo está pidiendo a gritos.