Productos bio para bebés: ¿Por qué utilizarlos?
La moda eco todo lo alcanza. Aunque sigue siendo complicado, prácticamente misión imposible encontrarlos en los supermercados, ya sean las tiendas de esquina o las grandes superficies, no cabe duda de que lo ecológico vende, y el sector relacionado con el cuidado del bebé no podía ser una excepción.

Es más, se dan dos circunstancias especialmente propicias, que hacen que las empresas acudan atraidos por la expectativa de negocio. Ese panal de rica miel que les atrae de una forma irresistible es simple estadística, y es que es algo más que sabido el desembolso que supone la llegada de un bebé, y lo mucho que sus progenitores se preocupan por su salud y por “darles lo mejor”.

Además, la fragilidad propia de los bebes, en buena parte por la inmadurez de su sistema inmunitario, los convierten en el blanco perfecto para ser consumidores de productos naturales, ya sean alimentos, artículos para su cuidado corporal, juguetes y accesorios de todo tipo, así como ropa ecológica.

Productos bio para bebés: ¿Por qué utilizarlos?
¿Pero, realmente es necesario, hace una gran diferencia optar por los productos bio? En este post intentaremos dar respuesta a esta cuestion. Porque, y en este punto nos haremos una pregunta que muy probablemente se haga el lector: ¿Acaso los productos convencionales pensados para bebés no son ya de por sí todo lo naturales que pueden ser? ¿O, al menos, no son suaves y lo suficientemente seguros?

Escapar de posibles riesgos

La respuesta es sí y no. Básicamente, son seguros según la normativa, pero la legalidad se ha demostrado por activa y por pasiva que no es todo lo confiable que debiera.

Entre otras cosas, porque los expertos a menudo advierten de los peligros que implica el uso de productos que se comercializan tranquilamente. Aunque los casos son numerosos, sirvan de ejemplo la alarma suscitada por los riesgos de las toallitas húmedas para bebés no orgánicas o el compromiso de modificación de la fórmula de Johnson & Johnson en distintos productos para bebés para eliminar sustancias potencialmente cancerígenas como el quaternium-15 o el 1,4-dioxano.

Guiarse siguiendo el básico y sensato principio de la precaución es lo más razonable, nos advierten los expertos. Ante la duda, -algo que, obviamente, no contempla la normativa-, optar por la alternativa ecológica, así de fácil y claro.

Greenwashing al poder

Por otro lado, aunque los productos bio para bebés no son nada fáciles de encontrar en los establecimientos más comunes, prácticamente una misión imposible, sí es cierto que se ha producido un fenómeno de mimetismo realmente curioso en los productos convencionales, a la vez lógico, habida cuenta de la aceptación social que tienen todo lo bio.

Productos bio para bebés: ¿Por qué utilizarlos?
La moda de lo ecológico, en efecto, ha marcado tendencia, aunque solo de forma superficial. Es decir, sigue recurriéndose a las formulaciones de siempre, disfrazándolas, pero a su vez ello ha supuesto una ligera transformación en marcas convencionales, ahora más concienciadas a la hora de mejorar sus formulaciones para eliminar parabenos, sulfatos y otros componentes químicos que tienen mala fama.

Higiene y accesorios

Las casas cosméticas especializadas en productos infantiles utilizan formulaciones suaves, pero no son todo lo inocuas que debieran. Aunque sus etiquetas están plagadas de imágenes, frases e iconos que hablan de suavidad, ternura y Naturaleza, la realidad es otra.

En su lugar, sin embargo, no encontramos alternativas ecológicas, sino simplemente componentes menos conocidos o, lo que es lo mismo, con una fama todavía no denostada. El concepto del greenwashing expresa esta realidad, el triste panorama de la publicidad ecológica engañosa,

Productos bio para bebés: ¿Por qué utilizarlos?
No es así en todos los casos, pero sí en una inmensa mayoría, por lo que no puede afirmarse que la cosmética tradicional ni tampoco que la composición de los accesorios hayan virado hacia lo natural. Conocedores de la demanda de productos libres de tóxicos potencialmente peligrosos para la salud, más bien están reaccionando ante la sensibilidad social vendiendo humo, con estrategias que buscan vencer convenciendo.

Atacar el problema sería, simplemente, eliminar los productos químicos presentes en los productos de cuidado e higiene para que su uso realmente no represente un riesgo para los recién nacidos.

Alimentos orgánicos

Del mismo modo, la comida orgánica también nos evita la presencia de productos químicos, esta vez en forma de hormonas sintéticas, antibióticos en carnes, huevos y leche o, por ejemplo, adoptando la forma de restos de pesticidas y fertilizantes sintéticos que se aplican de forma intensiva a los cultivos tradicionales.

Productos bio para bebés: ¿Por qué utilizarlos?
Optar por la comida orgánica para bebés, idealmente significa empezar a comerla ya la madre durante la gestación. Los productos alimenticios bio para bebés pueden adquirirse en forma de potitos y leche en polvo, lista para su consumo o hacerse en casa con materias primas orgánicas.

Ropa orgánica

La ropa orgánica es otra opción eco-amigable para el cuidado del bebé, y abarca desde la ropa, las sábanas y demás ropa de cama a las toallas, incluyendo los pañales de tela y ropa interior, siendo el algodón orgánico la materia prima estrella.

Productos bio para bebés: ¿Por qué utilizarlos?
Los bebés y niños pequeños en general se benefician de los tejidos orgánicos por la misma razón, ese contacto con materiales en los que la presencia de químicos es nula o, en todo caso, mínima. Además del confort que proporcionan, resultan más saludables y previenen problemas dérmicos, como la dermatitis.

Por último, qué duda cabe, además de mirar por la salud y el bienestar del bebé, optar por los productos ecológicos es un gesto ambiental que demuestra el compromiso con el entorno. Yendo más lejos, incluso podemos entenderlo como una preciosa lección de vida, la primera que recibe el peque de la casa. En el futuro, sabrá apreciarla.