Proponen fijar un precio para las ballenas
Se ha lanzado una nueva propuesta para salvar a las ballenas: fijar un precio para las ballenas, que debe ser negociado. Según algunos expertos, tal medida podría reducir el número de mamíferos marinos que mueren cada año.

Así los han señalado científicos estadounidenses (Christopher Costello y Steven Gaines, de la Universidad de California, y Leah R Gerber, de la Universidad Estatal de Arizona) en un artículo aparecido en la revista Nature. Según su opinión, el método consistiría en fijar un precio a las ballenas, ya que la caza de ballenas continúa a pesar de la prohibición mundial existente.

Los investigadores han señalado que, a pesar de la moratoria mundial que comenzó en 1986, el número de ballenas capturadas se ha más que duplicado desde la década de los noventa del siglo XX a un ritmo de casi dos mil cada año.

Los grupos en defensa de las ballenas ya han protestado ante la propuesta. Argumentan que no se puede ni se debe poner un precio a la vida de una ballena, una especie que debe ser protegida independientemente de su valor económico. Sin embargo, a no ser que todas las naciones adopten este punto de vista, la caza de ballenas continuará.

Porque la realidad es que Islandia y Noruega cazan ballenas con fines comerciales. Y hay que sumar a Japón, que explota un vacío legal que le permite cazar ballenas bajo una exención llamada científica, que supera los límites de captura establecidos por la Comisión Ballenera Internacional.

Por tanto, los académicos de Estados Unidos defienden un mercado de comercio que podría beneficiar tanto a las ballenas como a los balleneros. Se trataría de asignar cuotas de niveles sostenibles a todos los países miembros de la Comisión, que tendrían la opción de utilizarlas o no.

La recaudación de este comercio se destinaría a la conservación de la especie. Los grupos que luchan por las ballenas podrían, también, comprar ballenas y reducir el número de sus capturas. Siendo optimistas, los científicos creen que se podría llegar a no cazar ninguna.