Proponen llenar el desierto de árboles para combatir el cambio climático
Reverdecer el desierto con el fin de hacer más potentes los pulmones de la Tierra es la propuesta de un grupo de científicos alemanes para frenar el cambio climático. Abogan por aprovechar la tolerancia de algunas plantas a la sequía para su plantación masiva con el objetivo de aumentar la captura de dióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero que causa el cambio climático.

Se trata de una propuesta a la desesperada, que busca frenar el cambio climático no mediante la reducción de emisiones, como sería deseable, sino actuando a posteriori, concretamente mediante una técnica denominada Carbon farming, que consiste en plantar un árbol oleaginoso conocido como Jatropha curcas, elegido por su gran capacidad de retención.

Según el estudio realizado, se trataría de una capacidad con una eficacia de alrededor de dos décadas que, según los científicos de la Universidad de Hohenheim, en Stuttgart, permitiría reducir sustancialmente la concentración de dióxido de carbono en el medio ambiente.

Proponen llenar el desierto de árboles para combatir el cambio climático
A efectos prácticos, sus autores concluyen que si bien la solución a nivel global sería espectacular, a nivel regional pueden conseguirse también grandes cambios. Por ejeplo, una plantación estratégica en desiertos o zonas áridas cercanas a una determinada zona que deseemos proteger permitiría un cambio climatológico que aplacaría los efectos del calentamiento global.

Menos CO2 y más biocombustible

En el estudio se señalan como lugares idóneos países como Emiratos Árabes, Namibia o Angola, así como otras áreas en las que ya se han realizado pruebas con éxito en distintos puntos de Egipto, Madagascar e India.

Los resultados son prometedores pues, además de obtenerse biodiésel con sus semillas, una sola hectárea de Jatropha puede capturar hasta 25 toneladas de dióxido de carbono atmosférico por año. Una gran cifra que hace tentadora la idea, pero también es cierto que prevenir es mejor que curar.