Protestas por la sentencia del Prestige
Hasta siete manifestaciones simultáneas. Miles de personas en las siete mayores ciudades gallegas y Foz, una de las localidades más afectadas por el vertido, además de en ciudades fuera de Galicia, como Barcelona, Madrid, Londres o la ciudad francesa de Le Croisic, que sufrió la catástrofe del petrolero Erika en 1999. La ciudadanía no está conforme con que un delito medioambiental de tal envergadura no tenga culpables, a excepción del capitán del barco.

La plataforma Nunca Máis convocó las manifestaciones porque considera la sentencia “injusta y amarga”. El fallo se conoció el 13 de noviembre de 2013, emitido por la Audiencia Provincial de A Coruña. Para la plataforma, la sentencia abre las puertas “a la impunidad” en los delitos medioambientales.

En Vigo, la ciudad más poblada de Galicia, miles de manifestantes marcharon desde la Plaza de España hasta la Puerta del Sol reclamando la dimisión de Mariano Rajoy, presidente de Gobierno de España, y Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia, ambos del PP. En la marcha, ciudadanos, colectivos sociales, sindicatos y voluntarios que limpiaron la costa de chapapote. En la pancarta principal pedían dignidad para el pueblo gallego.

El grito que salía de los indignados ciudadanos ya se ha hecho famoso: “¡nunca máis!”. Porque parece que sí podrá volver a ocurrir. Quizá en Canarias, donde se quiere extraer petróleo en aguas profundas y donde la opinión de sus habitantes cuenta tan poco como en Galicia.

La protesta en Vigo acabó en la plaza de Orense, frente a la Delegación del Gobierno. En Pontevedra, se manifestaron unas dos mil personas. Al acabar la marcha se leyó un manifiesto. Algunos alcaldes se unieron a la protesta, como el de Pontevedra y el de Poio, así como algunas diputadas autonómicas.

Reivindicaciones de Nunca Máis

Protestas por la sentencia del Prestige
La plataforma Nunca Máis pide lo siguiente:

  • Medios para hacer frente a cualquier otro accidente marítimo que pueda ocurrir
  • Una adecuada y definitiva gestión del fuel del pecio del Prestige
  • El seguimiento de la salud de las personas que limpiaron el chapapote
  • Compensaciones propias en seguridad y salvamento marítimo
  • Que la seguridad marítima vuelva a ser de gestión pública
  • El control efectivo del dispositivo de separación de tráfico de Fisterra
  • Medidas legislativas que terminen con la impunidad de los que contaminan