Proyectos tecnológicos que buscan la eficiencia energética
El Fondo de Emprendedores de la Fundación Repsol ha elegido a siete proyectos finalistas que persiguen una mayor eficiencia energética en diversos ámbitos que van desde la generación de energía hasta su distribución y uso final. Estos proyectos van a iniciar un proceso de incubación con una duración máxima de 24 meses en el que contarán con un apoyo económico del fondo que oscilará entre 12.000 y 6.000 euros al mes por proyecto, así como asesoramiento tecnológico, empresarial y legal.

El objetivo es desarrollar una empresa, adecuarla a los requerimientos del mercado y hacerla atractiva a la entrada de capital. En otras palabras, crear empleo e impulsar la economía ayudando al medio ambiente.

D&B Tecnología es uno de los proyectos seleccionados. La compañía desarrolla difusores de flujo cruzado que consiguen mayor velocidad de transferencia en la disolución de gases en líquidos, lo que permite reducciones del consumo de energía. El siguiente paso será la construcción de tres plantas piloto para la demostración comercial de la tecnología, que ya ha sido probada en ensayos de laboratorio y pruebas de campo en condiciones reales.

Micro4ener trabaja con microsistemas para la detección de microorganismos. Estos dispositivos permiten reducir los costes de análisis y se pueden utilizar en muchos sectores industriales. Se encuentran en la fase prototipo y, en los próximos meses, se procederá a realizar diversas validaciones del dispositivo para, en la segunda fase, iniciar el proceso de adaptación e implementación industrial.

Focus se dedica a la monitorización de temperatura en líneas de distribución energética. El sistema localiza puntos calientes o fríos asociados a defectos, pérdidas y fugas en redes de transporte y distribución de energía.

Osmoblue tiene como objetivo la producción de electricidad a partir de calor residual a baja temperatura. Se basa en la utilización de presión osmótica retardada (PRO) de una forma innovadora que aumenta significativamente la densidad de potencia en comparación a otros sistemas parecidos.

Powertrack es un sistema de transmisión de potencia continuamente variable, de modo que es capaz de variar de manera continua, detener o invertir la velocidad del eje de salida, manteniendo constante la velocidad del eje de entrada, o viceversa.

La segunda edición del fondo, cuyo plazo para enviar las propuestas concluye el 16 de noviembre, ya está en marcha. Innovación tecnológica para un mayor respeto al medio ambiente.