Puentes y túneles para evitar atropellos de animales
Construir un puente sobre las carreteras para facilitar el cruce a los animales no es una idea loca, ni siquiera nueva. Construidos en muchos lugares con resultados satisfactorios, sin embargo todavía son algo insólito, más bien anecdótico, pues se echan de menos en miles de puntos negros de todo el mundo donde mueren grandes cantidades de animales.

Al margen del drama que supone la muerte de mascotas en las carreteras, en este caso los puentes o túneles están pensados sobre todo para evitar un goteo constante de muertes de fauna silvestre al cruzarlas por cualquier motivo, bien sea por un despiste, buscando alimento o en épocas de celo.

Puesto que las carreteras son un obstáculo que han de salvar dentro de su hábitat, a menudo las cruzan con resultados fatales, tanto para el animal como en ocasiones para los coches, especialmente cuando los animales tienen un cierto tamaño. En el caso de las ranas, sapos o tritones, en Francia y Suiza, por ejemplo, se han colocado bareras de protección a lo largo de las vías y se idearon pasos de peatones con forma de túneles, es decir, adaptados a sus características.

Corredores naturales

Una alternativa a los túneles son los puentes. En uno y otro caso se buscan soluciones que les evite morir atropellados. un método para el cruce seguro que está demostrando buenos resultados. No es que los animales sepan cruzar puentes o pasar por túneles como lo hacemos nosotros, pero sí actúan de corredores naturales que normalmente eligen en lugar del asfalto.

Puentes y túneles para evitar atropellos de animales
En los bosques tropicales las carreteras pueden llegar a ser un brutal corte, pues atraviesan entornos naturales, y lo mismo ocurre con otras infraestructuras, como instalaciones eléctricas o canales. Si bien se trata de una agresión ambiental en cualquier espacio verde, las áreas tropicales son tremendamente vulnerables, por lo que se imponen soluciones como crear pasos subterráneos o puentes.