Puma se compromete a eliminar los productos químicos peligrosos
La empresa de ropa deportiva Puma ha reconocido la necesidad de reducir y eliminar las emisiones industriales de todos los productos químicos peligrosos y se ha comprometido a eliminar la emisión de todos los productos químicos peligrosos en todas las fases de su ciclo de producción para 2020.

Puma es la tercera marca más importante de ropa deportiva en el mundo, tras Nike y Adidas, que ahora deben sentir una presión añadida ante la posibilidad de tomar una decisión similar. Si lo hicieran, el futuro de la ropa deportiva no tendría tóxicos que dañen el medio ambiente.

La decisión se ha producido cuando sólo han pasado dos semanas del lanzamiento de un campaña organizada por Greenpeace para reducir la contaminación de este tipo de sustancias. En el informe Dirty Laundry, Greenpeace identificaba los vínculos comerciales entre las más importantes marcas de ropa deportiva (Nike, Adidas y Puma) con ​​proveedores responsables del vertido de productos químicos en los ríos de China.

Para Greenpeace, Puma se ha apuntado un tanto ante los consumidores y en el ámbito de la responsabilidad social corporativa. Para la organización ecologista, Nike y Adidas deben seguir sus pasos si no quieren correr el riesgo de quedar atrás en el camino de un futuro libre de tóxicos. Más aún: Martin Hojsik, coordinador de la campaña de Tóxicos de Greenpeace Internacional, ha señalado que las tres compañías deben ser más transparentes divulgando los productos químicos peligrosos que actualmente se emiten durante la fabricación de sus productos.

El compromiso asumido por Puma incorpora muchos de los elementos que Greenpeace considera cruciales para lograr un cambio radical en el modo de producción de la industria textil, como una mayor precaución en la gestión de productos químicos, un calendario claro para llegar al objetivo de “vertido cero”, la eliminación de todos los vertidos de sustancias químicas peligrosas a lo largo de la cadena de suministro y del ciclo de vida del producto. Puma se ha comprometido a publicar un plan de acción en el que detallará la forma de cumplir con su promesa en las próximas ocho semanas.