¿Qué gallina ha puesto el huevo?
Desde el año 2004 es obligatorio que los huevos de gallina lleven un código alfanumérico. Este código nos da mucha información sobre multitud de aspectos.

Quizás la información más importante es la que conlleva el primer número de la fila, pues es el que nos indica de qué manera ha sido criada la gallina. Este primer número puede ser el 0, el 1, el 2 y el 3:

0. Nos dice que las gallinas han sido criadas en naves, pero con la posibilidad de salir a un terreno natural cuando ellas quieran, lo cual es muy importante ya que así las gallinas harán ejercicio, picotearán entre la maleza, escarbarán… y se mantendrán más sanas y necesitarán menos medicamentos. Cuando están dentro de las naves, las aves se encuentran cómodas, ya que no hay masificación. Además, los huevos del tipo 0 han de provenir de gallinas alimentadas con cereales de cultivo ecológico (mínimo el 80% de su dieta).

1. Huevos de “gallinas camperas”, criadas en naves con una densidad de población adecuada, similar a las del grupo 0. Pueden salir al exterior. No es obligatorio que su comida sea ecológica y la medicación no tiene los controles tan estrictos como los del grupo anterior.

2. Las gallinas se crían exclusivamente en el interior de naves, por las cuales se pueden mover, aunque tampoco demasiado, puesto que la densidad de población suele ser muy alta, lo cual ocasiona una mayor propagación de las enfermedades.

3. Huevos procedentes de gallinas criadas en baterías o jaulas, sistemas que llevan a que la vida de las gallinas esté poco menos que industrializada. Estas aves viven hacinadas, no pueden moverse apenas; su vida se reduce a comer y poner huevos los cuáles, evidentemente, no tendrán las cualidades nutritivas que deberían tener.

Las dos letras que encontramos a continuación en el código indican el país en el que se ha criado la gallina. Después, dos números indican la provincia y los tres siguientes el municipio. Los últimos números son el código de identificación de la granja en cuestión.

A partir de aquí, que cada uno obre según su conciencia cuando compre huevos…