¿Qué piensan los españoles sobre el medio ambiente?
El medio ambiente es una preocupación para los españoles, tal y como demuestra el simple hecho de ser un tema recurrente en los barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), un auténtico fresco de las inquietudes ciudadanas. ¿Pero, hasta qué punto quita el sueño? Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que en general no se le considera un asunto de capital importancia, precisamente.

Por lógica, la percepción del problema ambiental depende de la situación económica que se viva o de otros asuntos típicos que alarman de forma coyuntural, como el paro, la inmigración o el terrorismo, pongamos por caso. Pero, más allá de esto, el CIS también sirve para conocer los hábitos más o menos verdes de los españoles, y a través de ellos puede inducirse fácilmente qué opina la ciudadanía sobre el medio ambiente, en cuanto plasmación concreta y real de sus pensamientos.

En septiembre del 2012 se realizó el último estudio o barómetro que añadió preguntas ambientales a las habituales de cada mes sobre economía, política y la percepción ciudadana sobre sus problemas.

Los cinco problemas ambientales

Los resultados de esta encuesta, por lo tanto, recoge de forma específica la actitud de los españoles hacia el medio ambiente, sostenibilidad y biodiversidad.

Los cinco problemas ambientales que más preocupan, siempre según esta fuente, hacen alusión a alteraciones provocadas por el ser humano, como la contaminación de ríos, lagos, arroyos y aguas subterráneas, el aumento de las temperaturas, el incremento de los residuos, el agotamiento de los recursos naturales y, en último lugar, el uso de pesticidas y productos químicos en la agricultura.

Un escaso interés

Por otro lado, la información ambiental interesa, si bien no existe una sensibilidad máxima, ni siquiera importante. En cifras, casi la mitad de los encuestados siguen con “bastante interés” las noticias medioambientales, pero el 48,6 por ciento opina que “aunque están interesados, no están suficientemente preocupados” por este tipo de temas. Además, el 32 por ciento manifiestan tener “muy poco interés y preocupación”.

¿Qué piensan los españoles sobre el medio ambiente?
¿Pero, qué medidas ambientales se demandan? Se ven con buenos ojos las políticas conservacionistas, pero no hay tanto acuerdo en los impuestos creados para ello. Así, el 23,7 por ciento está “bastante en contra” de pagar más para proteger el entorno, si bien el 23,2 por ciento ve primordial establecer impuestos para quienes más contaminen, mientras que el 22,4 por ciento apuesta principalmente por aumentar las áreas naturales protegidas.

Además, el 47,4 por ciento de los encuestados considera que se deberían dedicar más recursos para la protección del medio ambiente. Para hacerlo, sin embargo, el 38,2 por ciento de los encuestados se muestra “totalmente de acuerdo” en que el crecimiento económico resulta fundamental.

Los hábitos más o menos ecológicos de los también quedan reflejados en este barómetro. En concreto, el último señala que más de la mitad (60%) de los españoles reciclan vidrio, plástico y papel, si bien una elevada cifra de un 10 por ciento de los ciudadanos confiesan no haber reciclado nunca.

Activismo muy débil

Otro ejemplo que señala este escaso interés se ve en la escasa implicación con las causas ecológicas. De hecho, el 90,7 por ciento de los españoles no ha hecho nunca un donativo a algún grupo ecologista y el 78 por ciento no ha firmado ninguna petición en apoyo de campañas o causas ecológicas.

¿Qué piensan los españoles sobre el medio ambiente?
Más datos preocupantes o, como mínimo, desalentadores: el 42,7 por ciento nunca ha dejado de utilizar su coche por razones medioambientales frente al 2,3 por ciento que sí lo hace, utilizando la alternativa del transporte público, la bicicleta o el coche de San Fernado. De éstos más concienciados, también hay que tener en cuenta que la mayoría vive en un pueblo.