Ratones que cantan como pájaros
Steven Phelps es un científico que estudia la capacidad de los ratones para cantar. Estudia sus genes para comprender este comportamiento y tratar de averiguar qué genes del ser humano son responsables de la creación del lenguaje y de la capacidad del habla. La especie Scotinomys teguina son ratones de color marrón rojizo que viven en los bosques tropicales de las montañas de Costa Rica, Salvador, Honduras, Guatemala y México, y usan el canto para comunicarse entre ellos.

Tanto los machos como las hembras tienen la capacidad de producir vocalizaciones y emitir sonidos audibles por el ser humano y, también, ultrasonidos. Los machos suelen emitir sonidos de más larga duración. Los sonidos son complejos, así que los científicos los llaman canciones.

El canto de estos ratones es agudo, parecido a los trinos de los pájaros y es usado sobre todo por los machos para marcar su territorio y para atraer a una hembra. Se parecen a los sonidos que emiten los pájaros, pero los ratones, generalmente, no cambian de nota.

Muchos roedores emiten sonidos, pero a una frecuencia demasiado alta para que los seres humanos puedan oírlos. Los ratones cantores se pueden comunicar desde una gran distancia. Phelps se centra en el estudio de un gen llamado FOXP2, que podría explicar como los humanos comenzamos a hablar. Este gen tiene relación con los trastornos del habla de algunas personas, como la dificultad para comprender la gramática o la imposibilidad de mover la boca para pronunciar correctamente.

Comunicarse sin que los depredadores los localicen

Ratones que cantan como pájaros
Para cantar, esta especie de ratón se yergue sobre sus patas traseras y estira el cuello, mirando hacia arriba. Su canto puede durar hasta diez segundos. El sonido tiene un volumen alto y, al final de la canción, el oído humano es capaz de captarla. Es un lenguaje animal en mamífero que puede servir para localizar a sus congéneres sin ser localizados por sus depredadores.