¿Realmente necesitamos la energía nuclear?
Una de las razones que normalmente se aducen en España en favor de la energía nuclear es que este país es deficitario en energía eléctrica y que por ello se ve obligado a adquirir la energía que Francia produce con las centrales nucleares.

Sin embargo, Greenpeace desmonta este argumento con los datos del Ministerio de Industria y de Red Eléctrica de españa (REE), empresa que se dedica al transporte de la energía eléctrica en nuestro país, actuando como gestor de la red de transporte y como transportista único.

Para entender los datos hay que partir de la base de que España está conectada eléctricamente con los países limítrofes: Francia, Andorra, Portugal y Marruecos; a partir de estas conexiones se importa o se exporta energía. Los datos más recientes que aporta Greenpeace son los del año 2007, que proceden del Informe sobre el Sistema Eléctrico Español 2007 de REE. Estos datos demuestran que ese año el saldo neto de intercambios internacionales de electricidad fue exportador, y ascendió a 5,754 TWh (teravatios-hora). Es decir, en 2007, por cuarto año consecutivo, España exportó más electricidad que la que importó (en 2007 incluso se exportó un 75,3% más que en 2006).

Veamos caso por caso: con Marruecos, Portugal y Andorra ha sido exportador (3,484 TWh, 7,496 TWh y 0,261 TWh, respectivamente). Con diversos países europeos, y no sólo con Francia, como siempre se dice, ha sido importador: por la frontera francesa, España importó 7,256 TWh de electricidad de varios países europeos y exportó 1,768 TWh. El saldo neto de esos intercambios con Europa son 5,487 TWh importados, cifra que puede parecer muy importante, pero que sólo supone el 2,1% del total de la demanda eléctrica de España. ¿Por qué España importa energía por un lado y la exporta por otro? Ése es un misterio que no he podido desvelar según la documentación de Greenpeace.