Reciclaje de aceite solidario
Reciclando aceite se puede elaborar biocombustible. Pero la ONG Bomberos Unidos sin Fronteras, además de realizar una acción medioambientalmente responsable, ha querido que también lo sea socialmente, y ha decidido invertir el dinero generado con ese biocombustible en proyectos de ayuda internacional.

En el proyecto “Mucho más que aceite”, que recicla este líquido para convertirlo en biocombustible, ya se han recogido 90.000 litros de aceite reciclado. Parte del dinero recaudado por la conversión de aceite usado en biocombustible se destina a proyectos de potabilización de agua en países en vías de desarrollo.

En un país como España se tiran por el desagüe una media de 1,5 litros de aceite usado al mes. Pero la contaminación que genera se multiplica: cada litro de aceite puede llegar a contaminar más de 1.000 litros de agua. Bomberos Unidos sin Fronteras puso en marcha el proyecto con el que se recogía aceite usado de las escuelas y empleando para ello a personas en riesgo de exclusión social, en este caso, personas con discapacidad intelectual.

Así, parte de los beneficios económicos que se han obtenido por la venta del aceite reciclado, se han destinado a la construcción de una depuradora de agua que suministrará agua potable a toda la comunidad de Crist Roy, en Puerto Príncipe, la capital de Haití, y, en especial, al Colegio del Buen Pastor devastado por el terremoto. En total, se beneficiaran unas 560 familias.

Los alumnos que participan en el proyecto reciben un recipiente para llevar a casa y llevarlo con aceite usado. Después, todo el aceite llevado por los alumnos se lleva a una planta de reciclado en la que se convierte en biocombustible apto para cualquier motor diésel. Participaron en el proyecto “Mucho más que aceite” 69 colegios de Primaria y cuatro dependencias del Ayuntamiento de Madrid.

Con el reciclaje de aceite en España se ayuda a un país devastado por un desastre natural como es Haití.