Reciclaje de hormigón
El hormigón es un material muy importante para la construcción. Se dice que es el más utilizado en el mundo después del agua. Por eso, no es de extrañar que cada año se fabriquen 25.000 millones de toneladas de este material.

Como se produce tanta cantidad de hormigón, se ha estado buscando una manera de reciclarlo eficientemente. Aunque cualquier proceso no conseguiría reducir las emisiones de CO2, lo cierto es que se podría recuperar gran parte del material utilizado. Con ello se lograría reducir la huella ecológica y el coste del transporte del hormigón nuevo, que no es moco de pavo.

De momento, el hormigón reciclado se está utilizando para reformar carreteras y apuntalar estructuras. Según se comenta, un 20% del hormigón actual podría ser sustituido por hormigón reciclado.

Suiza es un ejemplo a seguir en lo que a hormigón reciclado se refiere. Un 95% de la producción procede del reciclaje. Para seguir su ejemplo, Francia ya ha aprobado una ley que entrará en funcionamiento en 2012. Esta prohibirá que el hormigón vaya a parar a los vertederos. Veremos si España también toma nota.