Reciclaje del vidrio de los aparatos electrónicos
EcoVitrum es un proyecto pionero en Europa que busca darle una segunda oportunidad a residuos eléctricos y electrónicos provenientes de televisores y pantallas de ordenador, transformando estos productos en materiales de la construcción. El proyecto permitirá la puesta en funcionamiento en la Comunidad Valenciana de una planta de tratamiento de residuos eléctricos y electrónicos única en Europa, capaz de transformar los diferentes vidrios de los televisores y monitores retirados en materias primas de primera calidad para la industria de los materiales de la construcción.

Cuando se reciclaba un aparato electrónico, hasta ahora sólo se recuperaban los materiales hechos de plástico o de metal. A partir de ahora, las partes compuestas de vidrio también se reciclarán, convirtiéndose en materias primas para el sector de la construcción, obteniendo materiales cerámicos, aislantes, con base de resina o con base de cemento.

Durante el pasado año 2010, más de 14.000 pantallas de televisor y monitores de ordenador tradicionales se han reciclado en el citado centro de reciclaje ubicado en la Comunidad Valenciana. De este modo, sustancias nocivas para el medio ambiente, como el plomo y el fósforo, ahora forman parte de esmaltes, cerámicas, cementos y material aislante para la construcción.

El pasado febrero, el proyecto Ecovitrum recibió el Premio a la Innovación 2011 en la Feria Valencia en reconocimiento a su carácter innovador, así como a la capacidad de diferentes organismos públicos para coordinarse y lograr transformar los residuos en recursos para la elaboración de nuevos productos.

España produce anualmente más de doscientas mil toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. En el ámbito europeo, en 2010, se alcanzaron los nueve millones de toneladas. Las principales causas de la renovación de los aparatos eléctricos y electrónicos son el rápidos cambio tecnológico (unido a la obsolescencia programada de los dispositivos) y el abaratamiento de las nuevas tecnologías. Por ejemplo, en el caso de los teléfonos móviles, se calcula que se renuevan entre cada nueve y catorce meses.