Reciclaje móvil para metales raros
El reciclaje y recuperación de los materiales que componen los dispositivos electrónicos tiene una dificultad añadida: son muchos las sustancias, minerales, etcétera, que se deben reciclar y, algunos, ni siquiera se pueden recuperar.

Investigadores han desarrollado una máquina móvil, es decir, que se puede transportar de una empresa de reciclaje a otra. De este modo, se podrán extraer sustancias raras y preciosas de los desechos electrónicos, sobre todo, metales como el oro, la plata, el cobre, el itrio o el litio, según explica Bernd Kopacek, Director de SET Reciklaza.

Han ubicado este primer nuevo sistema de reciclaje móvil dentro de un contenedor, a las afueras de Belgrado. El objetivo es permitir a las pequeñas empresas de reciclaje la extracción de metales preciosos que se encuentran en los desechos electrónicos, metales preciosos y raros y, por tanto, caros. Algunos, al ritmo de producción actual, se podrían agotar. Su recuperación y reutilización es indispensable.

Francesco Veglio, Profesor de la Universidad de L’Aquila, explica que el polvo que se encuentra en el interior de los tubos de rayos catódicos está formado por un 10% de itrio y, hasta ahora, esos tubos se tiraban a la basura. A partir de ahora, esos tubos y el itrio que contienen se puede recuperar.

El proceso es, según sus responsables, como hacer café. Primero, el agua pasa a través de algo sólido y lo convierte en algo soluble. Pero, para recuperar un elemento, como, en este caso, el itrio que se encuentra en ese polvo, se añaden sustancias químicas reactivas que hacen la operación posible. El resultado parece lodo, pero, en realidad, es itrio, un elemento crucial para fabricar lámparas de tipo led.

Esos metales raros están en productos de consumo tan comunes como DVD, tubos fluorescentes, adaptadores, pantallas, ordenadores, baterías, televisiones y muchos otros. Es curioso: los metales raros se encuentran en los productos comunes.

SET Reciklaza, compañía con sede en Belgrado, es uno de los socios del proyecto europeo gracias al cual se ha desarrollado este sistema móvil. El objetivo es permitir a las compañías del este de Europa tengan las mismas capacidades de reciclaje que las del oeste.