Reciclar agua de lluvia para el consumoPara recolectar y reutilizar agua de lluvia a nivel doméstico no se necesitan sofisticados métodos de recolección. Aunque existen sistemas automáticos especiales para recolectarla a nivel comunitario, e incluso permiten para disponer de ella en toda la casa, cada vez que abrimos un grifo, su conveniencia dependerá de los patrones de lluvia de cada zona. En todo caso, será suficiente con poner un cubo en el balcón para que se llene cada vez que llueva o, aún mejor, instalar un barril conectado a los canalones.

Conectar un barril al canal por el que se deriva el agua de las azoteas o techos para que no se inunden es un sistema muy popular. Podemos comprar el barril o hacerlo nosotros mismos, preparándolo convenientemente para recogerla y luego ofrecerla a través de un pequeño grifo al que, si lo deseamos, será fácil conectar la manguera.

Barriles recolectores

Bastará con tener un balcón, terraza, un jardín, privados o comunitarios, para instalarlos. En este segundo caso, habrá que pedir permiso previo a la comunidad e incluso proponer instalar varios para uso común en zonas verdes vecinales o para lavar los coches, etc.

Reciclar agua de lluvia para el consumo
En nuestro hogar, usar el agua de lluvia tiene muchos más usos. Además de regar plantas o lavar el coche, podemos usarla para cualquier otra cosa (el inodoro, lavarnos el cabello, bañar a nuestra mascota, hacer la vajilla, la colada…), exceptuando su ingestión, simplemente por prevención, pues para beber el agua de lluvia deberíamos someterla a análisis y tratamientos previos para considerarla apta para el consumo.

Si nuestra intención es ser autosuficientes, es decir, prescindir del agua potable, tengamos en cuenta que necesitamos tanques con capacidad mínima de 50.000 litros y, por supuesto, una climatología propicia. Por lo tanto, habremos de tener en cuenta tanto el espacio necesario para albergar esos tanques como los patrones de lluvia.

En todo caso, al mismo tiempo que instalamos un sistema recolector, si la motivación es ahorrar agua, una buena opción es instalar accesorios y equipos que minimicen el gasto del agua potable en los grifos y en el sistema de distribución. Por último, no olvidemos mejorar nuestros hábitos de consumo a la hora de utilizar una y otra agua.